Una mujer policía se despertó con un presunto ladrón en su casa y lo mató a balazos

Familiares del joven muerto aseguran que no estaba armado y que era adicto. Intentaron agredir a la agente, que permanece libre.
sábado, 29 de mayo de 2021 15:33

Unos ruidos extraños durante la madrugada sobresaltaron a una agente de la Policía Bonaerense cuando descansaba en su casa de la localidad bonaerense de Monte Grande. Se levantó de la cama, se asomó por la ventana de su habitación y vio a un sujeto armado intentando entrar por el jardín. Entonces tomó su arma reglamentaria y abrió fuego: lo mató de al menos tres balazos.

El hecho, que trascendió en las últimas horas, ocurrió la noche del miércoles 26 en la calle Mariano Alegre al 1900, y el presunto ladrón, que terminó muerto, se llamaba Richard Junior Gómez. En ese punto de la historia es donde se abren las versiones, y lo cierto es que el cuerpo del joven quedó colgado de un árbol.

Según la declaración de la mujer policía, de 27 años, ella vio al intruso apuntarle con un arma, dio la voz de alto y, como el hombre no hizo caso, se defendió a los tiros. Ni siquiera sabía, apenas ocurrió el hecho, si alguno de los proyectiles había dado en el blanco, y mucho menos que lo había asesinado.

En contraposición con esa versión, los familiares del joven muerto aseguran que no estaba armado y que solía subirse al techo porque es adicto y “tiene una pieza arriba donde duerme”. “Siempre subía, pero nunca usó un arma”, remarcó su mamá en diálogo con El Trece.

“Fueron como seis tiros”, aseguró la mujer, que al escuchar las detonaciones salió enseguida a la calle y fue hasta la casa de su vecina, porque de allí provenían los disparos. En medio de la confusión y el dramatismo de ese momento, se lamentó: “El cuerpo de mi hijo quedó colgado en un árbol, y la sangre caía en una pileta que tenían ahí”.

La historia oficial, en cambio, cuenta que al ser descubierto por la dueña de casa el joven quiso escapar y se trepó a un árbol, donde fue alcanzado por las balas antes de que lograra su objetivo.

En tanto, los peritos de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) que arribaron a la escena del crimen posteriormente secuestraron junto al cuerpo del sospechoso, que residía en el barrio y tenía antecedentes penales, una pistola con un proyectil en la recámara y una vaina servida, por lo que no descartan que también haya disparado contra la mujer.

En el lugar también trabajó personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Esteban Echeverría, a cargo del fiscal Fernando Semisa, que se entrevistó con los vecinos y, por el momento, no adoptó ninguna medida contra la oficial de policía, que permanece libre. La causa fue caratulada preventivamente como “Homicidio en ocasión de robo”.

78%
Satisfacción
5%
Esperanza
0%
Bronca
5%
Tristeza
10%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

30/5/2021 | 20:53
#0
un delincuente menos.... (lamentablemente faltan muchísimos)

Otras Noticias