WhatsApp: intentos de estafas virtuales por ofertas de trabajo

Ciberdelicuentes atraen a sus víctimas con cifras altas de dinero por realizar simples tareas online.
domingo, 12 de noviembre de 2023 11:40
domingo, 12 de noviembre de 2023 11:40

Está modalidad delictiva, importada de otros países, ya tuvo sus primeras víctimas en nuestro país a través de una propuesta de trabajar remoto recibida de manera personal por WhatsApp. 


 Tras tentadora propuesta de dinero fácil, no para de crecer la cifra de estabas virtuales en Argentina. A través de este engaño las víctimas no solo pueden llegar a perder el control de sus cuentas en plataformas y redes sociales, sino que también todos sus ahorros. 


 De acuerdo a las denuncias de los usuarios de redes sociales, las más común es la que promete entre 600 y 1000 pesos por darle like a un vídeo de YouTube. Otros pueden ser, escribir reseñar o comentar publicaciones. 

El primer paso de los estafadores es mandar un mensaje sin motivo alguno con una propuesta de trabajo. Los ciberdelincuentes utilizan los nombres de agencias o empresas en contratación conocidas para darle confianza a sus víctimas. 

En anzuelo, para que las personas caigan, son capturas de pantallas donde muestran las operaciones y pagos realizados a otros supuestos participantes. Quienes aceptan estos trabajos terminan pagando para poder recuperar el acceso a sus perfiles o cuentas bancarias vacías. 

El segundo paso, es cuando la estafa empieza a concretarse después de haber realizado el trabajo o las tareas acordadas y llega la hora de cobrar. 

Para esta etapa los delincuentes utilizar distintas tácticas para quedarse con el control de las cuentas de sus víctimas, conseguir contraseñas y acceder a sus homebanking. 
 

Algunos de los métodos más usados: 

•En la más común de estas estafas, para empezar a cobrar, los delincuentes piden un depósito que sirve, según ellos, para habilitar el sistema de recompensas y, a la vez, seguir recibiendo tareas. Pero la realidad es que después de esa transferencia, y de haber recibido el dinero, los ciber estafadores se borran, bloquean a la víctima y ya no hay manera de recuperar el dinero.

•Otra versión, que también fue ampliamente denunciada, consiste en solicitar al usuario que se baje una aplicación para pasar los datos de la cuenta a dónde recibirán los pagos. Esa supuesta app de cobro requiere un código para funcionar, que los delincuentes solicitan a sus víctimas. Ese código no es más que un acceso remoto al dispositivo del usuario. Así, los ciberdelincuentes logran acceder a contraseñas y datos bancarios y consiguen vaciar las cuentas de sus víctimas.

•Una variante de este fraude es la registración en un sitio web para poder inscribirse en el sistema y seguir la evolución de los trabajos, los pagos y los ingresos. Al completar un formulario con sus datos, las víctimas no hacen más que regalarles esa información a los delincuentes.
•En muchos casos, los ciberdelincuentes ofrecen un eventual pago en criptomonedas, que se van acumulando en una billetera virtual. Pero cuando el saldo de la cuenta disminuye o cae en negativo por la volatilidad del mercado cripto, se pide a la víctima equilibrarlo con depósitos para no perder las ganancias.

 

Cómo detectar y evitar este tipo de estafas: 

•Lo primero y principal para aprender a detectar este tipo de fraude virtual es prestar atención a los mensajes. Generalmente, están mal escritos y contienen errores de puntuación y gramaticales, productos de malas traducciones o estar redactados con fórmulas predeterminadas.

• “Cuando la limosna es grande hasta el santo desconfía”, dice el refrán. Es importante dudar de este tipo de propuestas que, por muy poco esfuerzo, prometen recompensas ridículas por miles de pesos.

•Es fundamental no revelar información confidencial (datos bancarios, contraseñas, etc.) por correo electrónico, redes sociales, mensajes de texto, llamadas telefónicas no solicitadas, ni compartirlas por ninguna aplicación.

•Verificar siempre la dirección URL de los enlaces antes de hacer clic y no descargar aplicaciones de dudosa reputación. Existen diferentes apps que los delincuentes usan para tomar control de los dispositivos de sus víctimas y acceder a sus homebankings.

Comentarios