Qué autos no pagan ahora el impuesto al lujo: Todos los modelos marca por marca

Con todas las listas ya publicadas por las automotrices, conocé los modelos que no tributan ahora y los que sí.
viernes, 16 de febrero de 2024 17:40

A partir del 25 de enero, ya con los montos establecidos de las nuevas escalas del impuesto al lujo, las automotrices empezaron a trabajar en lo que serían sus listas de precios actualizadas.

Algunas de ellas informaron inmediatamente los valores modificados, mientras que otras demoraron la comunicación hasta entrado febrero, para acomodar los montos junto con la actualización correspondiente a ese mes.

Al día de hoy se conocen prácticamente todos los valores de los autos 0km en la Argentina, motivo por el cual es posible identificar cuáles son alcanzados por el impuesto al lujo y cuáles no.

Para tener una referencia, el impuesto al lujo prevé dos escalas: una que grava en un 20% a los autos cuyo precio recién salido de fábrica sea de $19.826.151 y otra que grava en un 35% a los que superen los $36.602.126 bajo las mismas condiciones.

De esta manera, según estimaciones, el tributo interno empieza a computarse recién a partir de unidades cuyo valor de venta al público parta de $28.200.000 aproximadamente en el caso de la primera escala, pudiendo variar en algunos casos. En ese sentido, todos los modelos que queden por debajo de ese monto no pagan el impuesto, así como tampoco lo tributan pick ups, que se los considera vehículos de trabajo y quedan exentos.

En el caso de la segunda categoría del 35%, grava a los modelos con precio al público por encima de los $62 millones.

Marca por marca, todos los modelos que quedan afuera del impuesto

Toyota

Con los valores publicados desde el primer momento, Toyota reacomodó su gama permitiéndole a varios vehículos quedar por fuera del impuesto. La Hilux, por razones mencionadas anteriormente, queda naturalmente por fuera del tributo junto a los siguientes modelos:

  • Toda la gama del Yaris Hatchback (desde $16.285.000 hasta $20.161.000).
  • Toda la gama del Yaris Sedán (desde $18.774.000).
  • Toda la gama del Corolla (desde $20.711.00).
  • Toda la gama del Corolla Cross (arranca en $28.198.000 hasta $28.211.000).
  • Toda la gama de la versión híbrida del Corolla (desde $26.115.000).
  • Toda la gama de la versión híbrida del Corolla Cross (desde $28.216.000).

Renault

La marca del rombo no tributa en ninguna de sus pick ups, tanto la Alaskan como la Oroch como tampoco en sus unidades utilitarias. En lo que refiere a los demás vehículos, estos son los que quedan exentos:

  • Toda la gama del Logan (desde $18.648.900).
  • Toda la gama del Sandero (desde $18.983.800).
  • Toda la gama del Duster (desde $23.799.000)
  • El nuevo Kwid E-Tech, aunque únicamente está disponible para quienes hicieron la reserva previa ($27.880.000).

Citroën

El único modelo de la automotriz que tributa el impuesto al lujo es el C5 Aircross ($49.700.100 de precio de lista). En lo que respecta a los demás, todos quedan exentos.

  • Citroën C3 (desde $18.449.300)
  • Citroën C4 Cactus (desde $23.836.500)

Peugeot

En una línea similar se mueve la firma del león, cuya única unidad comprendida en alguna de las escalas del impuesto al lujo es el SUV 3008 ($54.363.600). Todos los demás modelos, incluida toda la gama del 208, quedan exentos del tributo (el 208 arranca en $18.900.000 hasta $25.812.500 el tope de gama).

Fiat

La marca italiana corre con las mismas condiciones que las antes mencionadas y no tiene vehículos que ingresen al tributo. Nuevamente los factores precio y condición los dejan por fuera.

  • Fiat Cronos (va de $19.100.000 a $23.800.000)
  • Fiat Pulse (de $24.000.000 a $27.894.000)

Jeep

La automotriz restante del Grupo Stellantis tiene varias unidades dentro del impuesto. Si bien algunas directamente están cotizadas en dólares, estas son las pocas unidades que quedan exentas:

  • La versión Sport 1.8L del Renegade, tanto en su versión automática como manual ($28.057.500).
  • La RAM, por considerarse vehículo de trabajo (pick up).

Volkswagen

La automotriz alemana recurrió durante febrero al ofrecimiento de descuentos oficiales para algunas de sus unidades. De esta manera, logró no incluir a ninguno de sus modelos dentro del impuesto al lujo con la única excepción de toda la gama del Taos, que sí queda comprendida (arranca en $38.336.100, hasta $43.200.750); el Vento y el SUV Tiguan.

No pagan ni el Polo (desde $21.437.050), Virtus (desde $22.036.250), Nivus (arranca en $23.631.750) y T-Cross (desde $24.134.250).

Nissan

Dejando de lado la pick up Frontier, que no computa al igual que todas las demás antes mencionadas, la firma nipona tiene variaciones incluso dentro de la gama de sus vehículos. Por ende, estos son sus modelos que quedan por fuera del impuesto:

  • Toda la gama del Versa (arranca en $20.400.000).
  • La versión Advance del Sentra (entrada de gama, en $27.200.000 en febrero).
  • Toda la gama del Kicks (arranca en $21.300.000 hasta $27.200.000).

Chevrolet

Son varios los modelos de Chevrolet que quedan exentos del tributo, además de la Montana y S10, sus pick ups mediana y compacta, respectivamente. Además de esas unidades, estos modelos tampoco quedan comprendidos por las escalas:

  • Todas las versiones del Onix, Onix Joy y Onix Joy Plus (entre $15.593.900 y $19.513.900).
  • Las versiones LT automáticas de cuatro y cinco puertas del Cruze ($21.600.900).
  • Todas las versiones del Tracker a excepción de la tope de gama (Premier, en $33.384.900).

Honda

La automotriz japonesa comercializa únicamente tres autos en la Argentina, los cuales todos están comprendidos por el impuesto al lujo en las distintas categorías: HR-V, Z-RV y C-RV.

El HR-V arranca en $39.949.000; el Z-RV, en $46.203.000 y el C-RV, en US$56.000.

Fuente: La Nación

Comentarios