La actividad industrial se hundió 6,3% en enero

jueves, 22 de febrero de 2024 11:39
jueves, 22 de febrero de 2024 11:39

La actividad industrial cayó un 6,3% interanual en enero, según información preliminar del Índice de Producción que elabora la fundación FIEL.

El dato se explica a partir de caídas generalizadas en la actividad que alcanzaron a los sectores de alimentos y bebidas, textiles, químicos y plásticos, minerales no metálicos, industria metalmecánica e industria automotriz.

En tanto, la producción industrial del mes cayó 0,9% respecto a diciembre, encadenando dos meses en retroceso y retomando el sendero de caída luego del impasse registrado en noviembre.

De acuerdo al IPI de FIEL, en el primer mes de 2024 solo crecieron interanualmente la producción de papel y celulosa (1,9%) y la refinación de petróleo (1,1%). Por su parte, los despachos de cigarrillos igualaron el nivel de enero de 2023.

Por su parte, el resto de las ramas de actividad industrial registraron retrocesos, comenzando con la producción de insumos textiles que se recortó 2,2%, siguiendo con la producción de insumos químicos y plásticos que se contrajo 3,1% y la de alimentos y bebidas que lo hizo 4,9%.

Con caídas de actividad interanuales superiores al promedio se colocaron las industrias metálicas básicas (-8,7%), la producción de minerales no metálicos (-13%), la producción automotriz (-16,4%) y la metalmecánica (18,7%).

"La producción de sectores vinculados al consumo de textiles, calzado, durables de la línea blanca, gris, marrón y de pequeños electrodomésticos, se verá afectada por el deterioro de los ingresos reales y la readecuación de los gastos de las familias. Otros bienes con demandas menos elásticas podrían sostener ventas y producción, aún cuando ello implique migraciones hacia bienes de menor calidad", agregó la Fundación.

Sin embargo, pese al escenario recesivo general, desde FIEL consideraron que los sectores con inserción internacional podrían sortear con mayor margen el impacto de la contracción del mercado interno, tales los casos de los alimentos, los químicos y plásticos, metales comunes, elaborados de metal y vehículos. "Al considerarse las perspectivas a más mediano plazo, no debe perderse de vista el escenario económico en Brasil, que podría sumar tracción sobre la actividad industrial local", concluyó el trabajo.

Comentarios