Mañana se conocerá la inflación de febrero: qué dicen los expertos

Aseguran que el proceso de reducción de la inflación no será necesariamente lineal en los próximos meses
lunes, 11 de marzo de 2024 11:10
lunes, 11 de marzo de 2024 11:10

Después del impacto significativo causado por una inflación del 25,5% en diciembre, la escalada de los precios ha mostrado signos de desaceleración notable. En enero, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) descendió al 20,6%, y se prevé que la variación de febrero, que se dará a conocer este martes, se sitúe en torno al 15%. ¿Qué está llevando a esta marcada desaceleración en esta polémica variable económica? ¿Cuáles son las razones que influyen en que los precios al consumidor hayan comenzado a disminuir? ¿Continuará esta tendencia en marzo?

En respuesta al primer interrogante, los expertos explican que la inflación tiene tres componentes fundamentales: uno inercial, que constituye la inflación "dura"; un componente de ajuste de los precios relativos; y otro elemento conocido como "pass through", que implica el traslado de la devaluación a los precios.

Por ejemplo, en diciembre, el componente inercial representó aproximadamente 8 o 9 puntos; los ajustes de precios relativos, alrededor de 10 puntos; y el "pass through", unos 5 puntos. En enero, la situación fue similar pero con una tendencia a la baja. No obstante, en este momento, el "pass through" es nulo, ya que las empresas no pueden seguir aumentando los precios debido a la recesión económica. La falta de liquidez en manos de los consumidores también limita el poder adquisitivo y reduce la demanda.

Además, se observa una disminución en la inflación inercial, a lo que se suma el efecto de la recesión y una política monetaria restrictiva, junto con ajustes menores en los precios relativos. Estas condiciones están contribuyendo a la desaceleración de la inflación.

Sin embargo, algunos expertos no anticipan una desaceleración significativa en el corto plazo, ya que la inflación inercial tardará en disminuir. Aunque el "pass through" puede haber disminuido, aún existe cierto margen para trasladar los mayores costos a los productos en algunos casos.

En este contexto, el Gobierno ha implementado una política económica muy contractiva con el objetivo de evitar que se produzca un mayor "pass through", que los precios relativos se ajusten por completo entre abril, mayo y junio, y que la inflación inercial comience a descender como resultado de estas medidas.

Sin embargo, el proceso de reducción de la inflación no será necesariamente lineal en los próximos meses, ya que marzo presenta desafíos específicos. Por ejemplo, se espera que factores estacionales como el inicio de clases, la Semana Santa y el cambio de estación influyan en el aumento de los precios.

La consultora Equilibra sugiere que estos factores estacionales y regulados podrían sumar 1.8 puntos adicionales a la inflación de marzo, en un escenario en el que el resto de los precios aumente en un 13%. Según sus estimaciones, el nivel general de inflación rondaría el 15,9%.

Es importante destacar que el Gobierno también podría estar utilizando los salarios como un ancla para frenar la inflación en un contexto de pérdida significativa del poder adquisitivo.

Un factor crucial a tener en cuenta es el precio de los alimentos, que representa casi una cuarta parte del índice de precios y que continúa desacelerándose, lo que contribuye a la disminución general de la inflación.

Comentarios

Otras Noticias