Refuerzan la seguridad para combatir violencia del narcotráfico en Rosario

lunes, 11 de marzo de 2024 16:20

Las fuerzas de seguridad federales acudirán a la ciudad de Rosario, en la provincia de Santa Fe, para combatir los delitos por narcotráfico, luego de un recrudecimiento de la violencia en los últimos días que se plasmó en el asesinato de cuatro personas inocentes y nuevas amenazas.

Rosario es uno de los mayores polos agroexportadores del mundo, cuyos puertos de granos en ocasiones pueden volverse una vía de salida de drogas ilegales en buques hacia otros países, según expertos.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, anunció junto al gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, detalles de un comité de crisis que el Gobierno conformó para combatir lo que llaman "narcoterrorismo" y dijo que el lunes empezarán a llegar efectivos de cuatro fuerzas federales.

"No vamos a dejar que Rosario sea una tierra de narcoterroristas", dijo Bullrich en una rueda de prensa en la estratégica ciudad portuaria, que en 2023 registró una de las tasas de homicidios más altas del país mientras bandas criminales luchan por controlar el territorio para el narcotráfico.

"Perseguiremos sicarios, extorsionadores y lavadores de dinero", agregó Bullrich, quien indicó que también se reforzarán las tareas de inteligencia criminal. "Hay una decisión inquebrantable de terminar con las mafias en la provincia de Santa Fe", enfatizó por su parte el gobernador Pullaro.

Bullrich también anunció que el Gobierno pedirá a la justicia "la utilización de la ley antiterrorista" y enviará al Congreso una "ley antibanda" que tipifica una nueva modalidad de "persecución penal sobre el crimen organizado".

Pullaro endureció los controles para los presos de alto perfil en las cárceles de la provincia, lo que tuvo una represalia por parte de los delincuentes que cometieron los recientes asesinatos, quienes el fin de semana difundieron una amenaza con un cartel que decía: "Van a seguir las muertes de inocentes".

La semana pasada, el Gobierno de Santa Fe difundió imágenes de prisioneros con el torso desnudo y las manos atadas en la espalda en el complejo penitenciario de Piñero, donde se encuentran varios narcotraficantes de alto perfil que operan en la zona, recordando el enfoque de línea dura del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, lo que generó tanto críticas como elogios.

El lunes, los rosarinos amanecieron con una ciudad parcialmente paralizada en repudio a la violencia, ya que se suspendieron o limitaron las actividades de escuelas, hospitales, servicios de autobuses y taxis, estaciones de servicio y de recolección de residuos.

"Es un estado de temor, de miedo", dijo una vecina que trabajaba en educación al canal de televisión TN. "Estamos atemorizados y en pleno shock en este momento", agregó.

Comentarios