Científicos anticipan posible llegada al país de extrema variante climática, algo que no ocurre hace 6 años

La última vez que el fenómeno se hizo presente en el país fue en 2018, y su llegada podría traer varias consecuencias meteorológicas.
martes, 12 de marzo de 2024 08:31
martes, 12 de marzo de 2024 08:31

La Agencia Norteamericana de la Atmósfera y el Océano, la Noaa, calcula que El Niño debería remitir durante el próximo trimestre, lo que daría paso al fenómeno de La Niña, evento que podría traer varias consecuencias climáticas negativas para el país.

Sin embargo, los climatólogos sospechan que no será La Niña, si no una variante climática del fenómeno la que podría presentarse en Chile durante los próximos meses, generando una cuota de incertidumbre, debido a que aún no se sabe a ciencia cierta la fecha concreta de su llegada.

Es la denominada La Niña costera, un evento climatológico que consiste en un enfriamiento anómalo del Pacífico oriental ecuatorial cercano a la costa sudamericana, diferente aunque relacionado con el conocido fenómeno de La Niña, el cual se desarrolla en el Pacífico central y tiene implicancias a nivel del clima global.

Los efectos climáticos de La Niña costera pueden ser tan o más importantes que los de La Niña global, pero a un nivel local, tal como ocurrió con la Niña costera de 2018 en comparación a la débil Niña global de 2017-18.

Raúl Cordero, climatólogo de la Universidad de Santiago, señala que La Niña costera se configura cuando la zona del Pacífico tropical, inmediatamente frente a las costas de Ecuador y el norte de Perú, “presenta valores bajo típicos. Técnicamente esta zona, es un cuadrado de 1000 km de lado, y se conoce como zona 1+2?.

Cordero aclara que La Niña global marca mas fuertemente su presencia en el invierno, especialmente para Chile. “En el verano es un poco diferente y ahí influye más La Niña costera. Pero en el invierno, que es lo que viene, es más influyente en Chile central, El Niño o La Niña global”.

“El Niño se configura cuando el Pacífico tropical presenta temperaturas sobre valores típicos, mientras que La Niña cuando la misma zona presenta valores bajos típicos. En este momento nos encontramos en una fase de transición en la que El Niño está remitiendo y se pronostica un evento de La Niña para la segunda mitad de este año”, añade.

Como el Pacífico tropical es enorme, existen varias zonas de particular interés. Dos de la zonas más relevantes para Chile son la zona 3.4 y la zona 1+2. “La temperatura en la primera configura El Niño o La Niña global, mientras que la temperatura en la segunda determina El Niño o La Niña costera. La temperatura en ambas zonas se encuentra correlacionada, es decir, cuando hay una Niña global, en general, también hay una Niña costera”, explica el Climatólogo.

Sin embargo, suele ocurrir un desfase. “A veces La Niña se presenta primero en la zona 3.4 y después lo hace en la zona 1+2, o a veces lo hace solo en una de ambas zonas. Las precipitaciones en Chile central son en general más sensibles a la temperatura superficial en la zona 3.4, pero la temperatura en la zona 1 + 2 también puede jugar un rol”, señala Cordero.

 

“Por ejemplo, el año más seco en la zona central en los últimos 50 años fue 2019. Ese año no estuvo marcado por una Niña global, pero sí por una intensa y corta Niña costera. Es decir, la temperatura en la zona 1 + 2, estuvo bajo valores típicos durante el segundo semestre de 2019. Es probable que esa corta, pero intensa Niña costera haya contribuido a hacer de ese año, uno de los años más secos jamás registrados, solo comparable con1968 y 1998?, sostiene el académico de la Usach.

 

Comentarios