Bonos argentinos afianzan paridad y el riesgo país retoma mínimo en 30 meses

martes, 19 de marzo de 2024 14:40
martes, 19 de marzo de 2024 14:40

La deuda pública de Argentina se destacaba al alza el martes mediante la incursión de nuevos fondos que le permitían afirmar paridades e influir en que el riesgo país se retrotrajera nuevamente a mínimos desde septiembre del 2021.

Operadores y analistas coinciden en que el mercado financiero local busca alinearse a indicadores macroeconómicos favorables, pese a las disputas políticas que afronta el nuevo Gobierno del economista libertario Javier Milei.

Los bonos soberanos extrabursátiles ganaban un 1,4% promedio, tras subir el 2,6% en las anteriores dos rondas, con un riesgo país del banco JP.Morgan en la zona de los 1.537 puntos básicos (a las 1545 GMT), su mejor nivel en los últimos 30 meses.

"La deuda atada al dólar ('hard dollar') registra una ganancia del 2%, con incremento del 1,6% en los de ley Nueva York y un alza del 2,5% en los de ley Argentina, por lo que, de esta forma, acumulan una ganancia del 8,1% en lo que va del mes y del 23,8% en lo que va del año", reportó la agencia de liquidación y colocación Cohen.

"Así, las paridades promedian el 45,3% y el riesgo país disminuyó (...) a su nivel más bajo desde septiembre de 2021", remarcó.

A su vez, el índice líder S&P Merval de la bolsa porteña ganaba un 1,9%, luego de enlazar una mejora del 8,2% en las anteriores dos sesiones, cerca de su récord de 1.134.440,11 puntos anotado a inicio de febrero.

Este martes se difunde la balanza comercial de febrero y se espera que sea el tercer mes consecutivo con saldo positivo, según un sondeo de Reuters. El gobierno acaba de informar un inusual superávit fiscal en el primer bimestre del año.

El Senado rechazó la semana pasada un megadecreto (DNU) que desregula la economía promulgado en diciembre por Milei, en un severo revés para los objetivos gubernamentales, aunque el mismo sigue vigente hasta su próximo tratamiento en la Cámara de Diputados.

Milei busca alinear las cuentas del país con un severo recorte del gasto, terminar con una fuerte escalada inflacionaria que supera el 270% anual, dolarizar la economía y eliminar el banco central (BCRA).

A favor de la mejora macroeconómica, aunque con serios riesgos en lo social por la alta pobreza e indigencia que sufren los argentinos, existe una menor presión cambiaria de la mano de una firme liquidación de divisas del rubro agropecuario, lo que le permitió el BCRA superar recientemente la compra de 10.000 millones de dólares para sus golpeadas reservas netas.

El peso mayorista permanecía regulado por la autoridad monetaria con una ligera caída a 853 por dólar,

cuando los negocios alternativos arrojaban equilibrio a 1.081,4 por dólar en el bursátil "CCL", a 1.021,3 en el dólar "MEP" y hasta 1.030 unidades en el referencial marginal o "blue".

Comentarios