La triste despedida del colorista de los famosos, brutalmente asesinado en una peluquería de Recoleta

Gabriel Medina, de 33 años, recibió un disparo en la cabeza de un compañero. Sus restos fueron despedidos en una casa de sepelios de Morón
viernes, 22 de marzo de 2024 23:59
viernes, 22 de marzo de 2024 23:59

“La peluquería me enseñó que el reflejo del espejo también es el verdugo, dependiendo de como uno está, también te invita a quererte hacer más cosas. Acá en la peluquería aprendimos que lo que hacemos con amor se transmite a la clienta y eso se contagia”. Con esas palabras Germán Gabriel Medina, de 33 años, el colorista que fue asesinado en una peluquería de Recoleta hablaba de su trabajo. Sin las figuras del espectáculo que acostumbraba a atender en el salón de Beruti 3017, fue despedido en una casa velatoria de Morón.

El miércoles por la noche, tras una jornada de trabajo en la Peluquería Verdini, la víctima recibió un disparo en la cabeza de un compañero que luego escapó. Luis Abel Guzmán, el victimario, continúa prófugo de la justicia y en medio de ese clima, fueron velados sus restos.

En una casa de sepelios de Morón comenzaron a ser despedidos los restos del colorista, quien tenía entre sus clientes a varias personalidades de la farándula como Horacio Cabak, Julieta Poggio, Charlotte Caniggia y Ailén Bechara. A través de las redes sociales de la peluquería había aparecido Medina haciendo su trabajo, al igual que el resto de los empleados del lugar y contando cómo era su labor.

Llenos de desolación, pero con un profundo deseo de buscar justicia, la familia y los amigos estuvieron en el lugar para darle el último adiós a Medina. Uno de los más afectados fue Julio Mendoza, quien era su pareja, y desde sus redes sociales había expresado todo su dolor. “¡Mi amor! Mi gran amor. ¿Cómo hago para seguir sin tus abrazos, sin tus besos, sin tus caricias? ¿Cómo hago para cumplir todas esas promesas que nos hicimos?”, escribió, en Instagram luego del asesinato a sangre fría de su pareja que quedó registrado por una cámara de seguridad.

“Sos el gran amor de mi vida y me niego a pensar que ya no estás conmigo. Sé que de alguna forma estás acá cuidándome, como lo hiciste desde el primer día. Siempre me decías que tu corazón era mío y que, pase lo que pase, ese lugar no me lo iba a sacar nadie. Hoy me arrebataron todo tu amor, pero tu corazón va a seguir latiendo en el mío”, había escrito, súper sensibilizado, quien iniciará acciones legales contra el dueño de la peluquería, Facundo Verdini, y tiene como abogado a Juan Manuel Dragani. Mientras que el propietario del local donde ocurrió el hecho esta siendo defendido por el doctor Alejandro Cipolla.

Medina tenía entre sus clientes a Mariano Peluffo, Soledad Solaro, Camila Homs, entre otros, sin embargo en la noche del viernes durante el velatorio solo fueron parte los más cercanos. Mónica, la madre del peluquero, fue una de las primeras en llegar y recibió las condolencias, como las muestras de tristeza y de amor, de las personas que se acercaron hasta el lugar.

“Yo lo único que sabía era que tenían una relación media conflictiva con Germán dentro de la peluquería. Que el dueño sabía de esos roces. Para mí tenía que haber intervenido. También nadie espera que tenga una resolución como esta”, había asegurado la mujer, un día antes en declaraciones a los medios. “A mí me dijo que se quejaban de que los alisados eran muy fuertes y que el formol les molestaba. Eran cosas así, de trabajo. También que era medio de contestar mal o qué sé yo. Pero a mí la verdad me asombra que haya tenido una resolución como esta”, había señalado. “Nunca me dijo que tuviera una amenaza o nada”, aseveró.

Mientras Luis Abel Guzmán sigue siendo buscado intensamente por la policía, el crimen de Gabriel Medina busca respuestas a tanta crueldad.

Comentarios