Militante de H.I.J.O.S. abusada habló tras el ataque que sufrió: "Me torturaron entre veinte y quince minutos"

"Mi vida quedó suspendida, desde el 5 de marzo no puedo ser la misma persona", dijo Sabrina Bölke tras el ataque que sufrió. Le dejaron un mensaje: "VLLC (Viva La Libertad Carajo), Ñoqui".
lunes, 25 de marzo de 2024 12:49
lunes, 25 de marzo de 2024 12:49

Sabrina Bölke, la militante de la agrupación de derechos humanos H.I.J.O.S. que denunció haber sido atacada y abusada sexualmente por dos personas, relató los detalles de la agresión que sufrió y acusó: "Me redujeron por la espalda, insultaron, amenazaron y me torturaron entre veinte y quince minutos".

"Mi vida quedó suspendida, desde el 5 de marzo no puedo ser la misma persona", expresó la militante de derechos humanos y contó que al ingresar a su casa los agresores "la tomaron del cuello, la apuntaron con un arma" y le dijeron que no estaban en su domicilio para robarle, sino que la iban a matar.  

En declaraciones a El Destape Radio, la mujer relató que, tal como lo difundió H.I.J.O.S. en un comunicado, los sujetos no robaron nada de valor económico, sino que se llevaron carpetas con distinta información sobre la organización. 

Bölke contó cómo fue que encontró la pintada dentro de su casa con la frase libertaria (Viva La Libertad Carajo, como firma el presidente), la cual también hacía referencia a su trabajo ya que decía "VLLC, Ñoqui", manera despectiva para referirse a las personas nombradas por políticos en tareas administrativas.

"Estoy volviendo a mi casa del (Hospital) Pirovano encuentro la pintada en mi habitación. Ellos estuvieron adentro del departamento mucho tiempo porque cuando nosotros volvimos vimos que habían roto cosas", afirmó.

Discursos de odio promovidos desde el Gobierno

La mujer apuntó contra los "discursos de odio" promovidos desde el Gobierno y afirmó que “hay un caldo de cultivo de odio y violencia que habilita esto”, por lo cual, que "no sabe si se siente contenida por el Estado" ante esta situación.

Por otro lado, indicó que tras haberla golpeado y abusado, los responsables le dijeron que "no hablara de esto con nadie" y que la próxima vez iban a volver para "pegarle un tiro en la cabeza". 

"Nosotros sabemos todo de vos, que estás con los derechos humanos. Nosotros no vinimos a robarte, vinimos a matarte. Y ahí fue cuando sacaron las armas", le dijeron los atacantes.

Finalmente, Bölke contó que está tratando de "recuperar una vida normal" y pensar cómo seguir adelante. "Tengo que ver como voy a seguir sola de nuevo, cómo cuando tengo que salir a tomar el colectivo". 

Comentarios

Otras Noticias