Advierten a los narcos que “cada vez la van a pasar peor”

Santa Fe, al estilo Bukele

El Gobierno provincial endurece el trato a los detenidos por narcotráfico.
miércoles, 6 de marzo de 2024 00:23
miércoles, 6 de marzo de 2024 00:23

El ataque a balazos contra dos micros que trasladaba a 100 efectivos del Servicio Penitenciario de Santa Fe impulsó dos requisas sorpresivas en la Unidad Penitenciaria Nº 11, conocida como Penal de Piñero, institución que aloja a presos de renombre entre las bandas narcos de la ciudad de Rosario.

Los procedimientos, cuyas imágenes difundidas a la prensa recuerdan las de las cárceles de El Salvador, donde el presidente Nayib Bukele lleva adelante una fuerte política de control en los establecimientos penitenciarios de su país, fueron realizados por Grupos Tácticos Especiales.

Los presos requisados pertenecen a la banda narco de Fran Riquelme. Según informó el gobierno provincial, se les secuestraron celulares que ya fueron puestos a disposición de la Justicia para ser peritados.

Las requisas se llevaron a cabo después del ataque a balazos perpetrado el último sábado contra dos micros que trasladaba personal de Servicio Penitenciario de Santa Fe desde Rosario hasta la ciudad de Santa Fe.

Por el hecho un empleado resultó herido. 

Se trató de otro capítulo más de los ataques contra personal y funcionarios de la provincia, que incluyen balaceras y amenazas.

En el lugar se encontró un letrero en el que los agresores reclamaban la flexibilización del régimen de los presos de alto perfil, endurecido por el gobernador Maximiliano Pullaro.

Las imágenes donde se ve a los presos con sus torsos desnudos, sentados, con sus manos atadas por la espalda y la cabeza gacha, fuertemente custodiados, fueron difundidas por el gobierno de Santa Fe. Recuerdan al material que suele difundir el gobierno de Bukele.

“Cada vez la van a pasar peor”, se titula el mensaje que acompaña las fotografías, publicado en la cuenta de Instagram del gobernador Pullaro y el ministro de Seguridad provincial, Pablo Cococcioni.

Desde que comenzó la gestión de Pullaron el pasado 10 de diciembre el ministerio de Seguridad santafesino dispuso un plan de requisas sorpresivas que se realizan de forma aleatoria en todas las Unidades de la provincia.

Ya se realizaron más de 500, con resultados diversos. 

El objetivo es formar un segundo anillo de control sobre aquellos reclusos que intentan ejercer violencia en las calles desde la cárceles”, indicaron voceros de la gobernación.

Por último, el Gobierno santafesino dijo que no aceptarán “ninguna extorsión” de personas presas y “si no lo entienden, cada vez la van a pasar peor”.
 

Comentarios