FENÓMENO NATURAL

Granizo

El granizo o pedrisco es un tipo de precipitación que consiste en partículas irregulares de hielo.
martes, 05 de octubre de 2010 00:00
martes, 05 de octubre de 2010 00:00

El granizo se produce en tormentas intensas en las que se producen gotas de agua sobreenfriadas, es decir, aún líquidas pero a temperaturas por debajo de su punto normal de congelación (0 °C), y ocurre tanto en verano como en invierno, aunque el caso se da más cuando está presente la canícula, días del año en los que es más fuerte el calor.

El agua sobreenfriada continúa en ese estado debido a la necesidad de una semilla sólida inicial para iniciar el proceso de cristalización. Cuando estas gotas de agua chocan en la nube con otras partículas heladas o granos de polvo pueden cristalizar sin dificultad congelándose rápidamente. En las tormentas más intensas se puede producir precipitación helada en forma de granizo especialmente grande cuando éste se forma en el seno de fuertes corrientes ascendentes. En este caso la bola de granizo puede permanecer más tiempo en la atmósfera disponiendo de una mayor capacidad de crecimiento. Cuando el empuje hacia arriba cesa o el granizo ha alcanzado un tamaño elevado el aire ya no puede aguantar el peso de la bola de granizo y ésta acaba cayendo.

El peor desastre histórico ocasionado por el granizo tuvo lugar el 30 de abril de 1888 en la ciudad india de Moradabad, donde las piedras de enorme tamaño que cayeron causaron la muerte de 246 personas, en el acto o a causa de las heridas sufridas.[1]

En España, en las Comunidades de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y parte de Aragón las campanas de las iglesias hacían el toque de tentenublo para alejar las tormentas de granizo.

Las bolas de granizo suelen ser pequeñas, de algunos milímetros de diámetro. Sin embargo, de vez en cuando se originan bolas mucho mayores, de varios centímetros de diámetro debido a que en la circulación ciclónica de la tormenta, las pequeñas bolas ascienden y descienden varias veces formándose distintas capas de hielo, unas sobre otras. Dependiendo de su tamaño, las bolas de granizo pueden no ser más que una pequeña molestia, o causar daños en automóviles y estructuras de cristal, pudiendo causar heridas a las personas. Debido a su proceso de formación todas ellas tienen una estructura en forma de capas de cebolla.

Más información sobre Granizo

Comentarios