LUGAR

Cerdeña

Cerdeña (Sardegna, en italiano) es la segunda isla en tamaño del Mediterráneo, se encuentra situada a tan sólo 180 kilómetros de la costa italiana y en su territorio quedan patentes las diversas influencias culturales que ha sufrido a lo largo de su historia.
martes, 7 de diciembre de 2010 00:00
martes, 7 de diciembre de 2010 00:00

La isla tiene una gran superficie, de unos 24.000 km², con una población de sólo 1.600.000 habitantes. La isla de Cerdeña está dividida en cuatro provincias: Cagliari, Sassari, Nuoro y Oristano.

Fenicios, cartagineses, españoles, turcos, italianos, austriacos... han dejado su huella en las costumbres, el idioma y la arquitectura de la isla. Y todo ello a pesar de que sus habitantes hacen gala de tener ascendencia genovesa o pisana.
Sólo hacia el centro de la isla, a la sombra del macizo de Gennargentu, en la región conocida como Barbagia (cuya curiosa traducción es “Tierra de forasteros”) pueden encontrarse las raíces más puras de la cultura sarda.

Las lenguas más habladas en Cerdeña son el italiano y el sardo. El sardo (sardu en lengua sarda), clasificado como lengua indoeuropea románica y, en particular, como lengua neolatina occidental, está constituida por un conjunto de variantes dialectales y es considerada como la más conservadora de las lenguas derivadas del latín.

En la isla predomina el clima mediterráneo, aunque en algunas zonas internas es más severo. Durante el año hay aproximadamente 300 días de sol. A lo largo de la zona costera, donde reside gran parte de la población, los inviernos son suaves, gracias a la presencia del mar, con raras nevadas y los veranos calurosos y secos. En el interior de la isla, la baja humedad y la fuerte ventolera permite soportar fácilmente las elevadas temperaturas veraniegas, capaces de alcanzar normalmente los 35-40 °C. En las zonas más próximas a la costa raramente se alcanzan dichas temperaturas, pero se observa una humedad mucho más elevada, si bien la presencia del viento hace más soportable el bochorno. En las zonas internas el clima es más rígido. Sobre los montes del Gennargentu en los meses de invierno nieva y la temperatura desciende bajo cero. En verano el clima es fresco, sobre todo durante las horas nocturnas y raramente caluroso durante días consecutivos.

Más del 80% del territorio está conformado por montañas o colinas; el 67,9% son colinas y altiplanos rocosos, algunos de los cuales, muy característicos, son llamados giare o gollei; las montañas son el 13,6% y están formadas de rocas antiquísimas niveladas por un lento y continuo proceso de erosión.

Lo más destacado de Cerdeña son las estructuras megalíticas llamadas nuragas, dispersas en gran medida por toda Cerdeña. Su Nuraxi di Barumini son un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Más información sobre Cerdeña.

Comentarios

Otras Noticias