LUGAR

Dublín

Dublín es la capital de la República de Irlanda. Está ubicada cerca del centro de la costa Este de la isla, en la desembocadura del río Liffey y en el centro del Condado de Dublín.
jueves, 9 de diciembre de 2010 00:00
jueves, 9 de diciembre de 2010 00:00

Las escrituras del astrónomo y cartógrafo griego Claudio Ptolomeo proveen las primeras referencias de habitación humana del área conocida ahora como Dublín. Alrededor del 140 d. C. el astrónomo se refirió a un asentamiento que llamó Eblana Civitas. El asentamiento Dubh Linn data quizás del primer siglo a. C., posteriormente se construyó un monasterio, aunque la ciudad se estableció alrededor del año 841 por los vikingos.
La ciudad moderna conserva el nombre irlandés anglificado del antiguo y original nombre irlandés de este último. Después de la invasión normanda, Dublín se convirtió en el centro clave de poder militar y judicial, con la mayoría de su poder concentrado en el castillo de Dublín hasta la independencia. Desde el siglo XIV hasta finales del siglo XVI Dublín y sus alrededores, conocido como la empalizada, formaron la mayor zona de Irlanda bajo control gubernamental. Durante varios siglos el parlamento estuvo situado en Drogheda, pero se trasladó permanentemente a Dublín después de que Enrique II conquistase el Condado de Kildare en 1504.

Dublín también tenía administración ciudadana local vía su corporación desde la edad media. Representaba el gremio oligárquico hasta que se reformó en 1840 aumentando las líneas democráticas. Desde el siglo XVII la ciudad se expandió rápidamente, ayudada por la Wide Streets Commission. Por corto período, Dublín fue la segunda ciudad del imperio británico después de Londres y la quinta ciudad más grande de Europa. La mayoría de la arquitectura más notable de la ciudad, data de esa era y está considerada como su edad de oro. La afamada fábrica de cerveza Guiness también se estableció en esa época. En 1742 se tocó por primera vez el "Messiah" de Handel en el New Music Hall en la calle Fishamble con una participación de 26 chicos y 5 hombres combinados de los coros de las catedrales de San Patricio y de la Iglesia de Cristo.
El periodo de 1800 consistió en una disminución relativa con el crecimiento industrial de Belfast; en 1900 la población de Belfast era casi el doble. Mientras que Belfast era próspera e industrial, Dublín se había convertido en una ciudad de miseria y división de clases, construida sobre los restos de grandeza perdida, mejor descrita en la novela Strumpet City, por James Plunkett, y en los trabajos de Sean O'Casey. Dublín era todavía el centro primario de administración y transporte de la mayoría de Irlanda, aunque completamente al margen de la revolución industrial. El Alzamiento de Pascua de 1916 ocurrió en el centro de la ciudad, ocasionando gran parte de su deterioro físico. La guerra civil anglo-irlandesa y la guerra civil inglesa contribuyeron todavía más a su destrucción, dejando muchos de sus mejores edificios en ruinas. El estado libre irlandés reconstruyó muchos de estos edificios y trasladó el parlamento a Leinster House.
Durante La Emergencia (Segunda guerra mundial), hasta 1960, Dublín permaneció como una capital fuera del tiempo: El centro de la ciudad en particular se mantuvo en reposo arquitectónico lo que hizo que ésta fuese perfecta para filmar películas, con muchas producciones como The Blue Max, y My Left Foot, capturando las vistas de ese tiempo. Hecho que sirvió como fundación de éxitos posteriores en cinematografía y producción de películas. Con el aumento de prosperidad, se introdujo la arquitectura moderna en la ciudad, aunque se comenzó una vigorosa campaña para restaurar la grandeza de la época jorgiana de las calles de Dublín, en lugar de perder la grandeza para siempre. Desde 1997, el paisaje de Dublín ha cambiado inmensamente, con enormes construcciones privadas y de agencias de transporte y negocios. Algunas de las calles más conocidas siguen conservando el nombre del Pub o el negocio que ocupaba el lugar antes de su cierre o reconstrucción.

La ciudad posee historia literaria de fama mundial, habiendo producido muchas figuras literarias prominentes, incluyendo premios Nobel como William Butler Yeats, George Bernard Shaw y Samuel Beckett. Otros escritores influyentes de Dublín son Oscar Wilde, Jonathan Swift y el creador de Drácula, Bram Stoker. Sin embargo, es discutiblemente más famosa como la localidad de los excelentes trabajos de James Joyce. Dublineses es una colección de historias cortas de Joyce sobre incidentes y personajes típicos residentes de la ciudad de principios del siglo XX. Su trabajo más célebre, Ulises está también establecido en Dublín y lleno de detalles tópicos.

Más información sobre Dublín

Comentarios

Otras Noticias