Le dieron la libertad bajo caución

Detienen al sospechoso de la muerte de Blanca Quiroga

La mujer fue arrollada por un motociclista que se dio a la fuga el 29 de abril pasado.
jueves, 21 de octubre de 2010 00:00
jueves, 21 de octubre de 2010 00:00

Un joven de apellido López, que sería del interior de la provincia, fue detenido e imputado como el supuesto responsable de la muerte de la docente Blanca Quiroga. Si bien el caso fue investigado como un presunto robo seguido de muerte, finalmente el Fiscal de Instrucción Nº 3 calificó el hecho como homicidio culposo, y el sospechoso negó la acusación en su contra.
El hecho ocurrió durante la noche del 29 de abril último cuando la víctima cruzaba la avenida Alem, frente un conocido local de comidas, “El Principito”, y fue arrollada por una motociclieta que tras golpearla la tiró al suelo y le provocó gravísimas heridas que determinaron su muerte el 5 de mayo siguiente.
El conductor de la motocicleta siguió su marcha a toda velocidad y se detuvo recién varias cuadras más adelante, en inmediaciones de la plazoleta Jorge Bermúdez, donde entregó la cartera de la víctima, que había quedado enganchada en la motocicleta, a un remisero.
Ello llevó a los investigadores a pensar en un primer momento que la mujer había sido víctima de un arrebato. Y con la consecuencia fatal, la situación del responsable era complicada, ya que se enfrentaba a una pena de hasta 25 años de prisión.
No obstante, por medio de la declaración de testigos presenciales del accidente, que explicaron cómo se conducía la motocicleta, consideró que el hecho fue un accidente de circulación y así lo calificó.
López, que fue asistido por un abogado particular, declaró ante el fiscal y negó tajantemente estar vinculado al accidente, y negó que esa noche hubiera estado en la Capital.
López fue individualizado por uno de los identikit que se confeccionó con los datos de un testigo. Ese mismo testigo lo señaló en una rueda de reconocimiento de personas.
Ahora los investigadores intentan determinar si poseía una motocicleta y si estuvo en esta ciudad el día del hecho. Mientras tanto, el fiscal, ante la entidad del hecho, le otorgó la libertad bajo una caución personal.
En la causa también fueron imputadas otras dos personas. Una de ellas es el remisero que recibió la cartera de la víctima, quien se habría apropiado del celular de la mujer, y un primo que lo tenía en su poder cuando se realizó un allanamiento. Ambos están acusados del delito de hurto calamitoso.

Comentarios

Otras Noticias