Impotencia y dolor en el adiós al joven Ferreyra

Familiares y amigos dan el último adios al militante asesinado en la batalla gremial de Barracas.
viernes, 22 de octubre de 2010 00:00
viernes, 22 de octubre de 2010 00:00

Los restos de Mariano Ferreyra, el militante del Partido Obrero asesinado el miércoles durante un enfrentamiento sindical con la Unión Ferroviaria, son inhumados en el cementerio de Avellaneda.

Familares y amigos le brindan el último adiós a Ferreyra, quien fue asesinado durante un enfrentamiento entre gremialistas de la Unión Ferroviaria y empleados tercerizados que fueron despedidos y a los que apoyaban distintos grupos políticos.

El joven arrancó desde muy chico a militar en política y ya con 13 años acompañó a su hermano mayor a la manifestación que terminó con los crímenes de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, ocurrida en junio de 2002.

Ferreyra era un joven introvertido que nació en Sarandí, donde vivía con sus padres y su hermana más chica, y aprendió allí a forjarse en la lucha social y gremial, contaron sus allegados.

Una vez terminada la escuela primaria comenzó a estudiar en el colegio Simón Bolívar de Sarandí, donde enseguida se abrazó a la militancia y como primera escala se convirtió en presidente del Centro de Estudiantes.

Luego, se convirtió en candidato a consejero escolar de Avellaneda por el Partido Obrero.

Su hermano Pablo fue quien lo ayudó a insertarse en el mundo de la militancia: con él aprendió a interesarse por las luchas sociales, como la ocurrida en diciembre de 2001, también con él asistió a la fatídica jornada en la que la Policía mató a Kosteki y Santillán.

 

La mujer baleada en la batalla gremial "sigue en estado crítico y con riesgo de vida"


Elsa Rodríguez, la mujer de 56 años que recibió un disparo en la cabeza durante la pelea gremial de Barracas, continúa "en estado crítico y con riesgo de vida", según reveló el último parte médico emitido por las autoridades del hospital Argerich.

El director del establecimiento, Nelson Hernández, informó que el "minuto a minuto es muy importante" en los pacientes con estas patologías y destacó que "es bueno que no se produjeron coágulos ni edemas" después de la intervención quirúrgica de ayer.

"En estos pacientes preocupa todo, la lesión neurológica, las complicaciones respiratorias, las infecciones. Su estado no ha variado. Continúa con respiración mecanica asistida y con el coma inducido farmacológicamente", explicó Hernández.

Rodríguez es la única persona que permanece internada tras los incidentes ocurridos hace dos días, donde perdió la vida el militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra. El otro herido de bala, Nelson Aguirre, fue dado de alta ayer.

 

Comentarios

Otras Noticias