Denuncian técnicas de tortura en los interrogatorios del Ejército británico

Las vendas para los ojos y las esposas para maniatar a los presos son instrumentos esenciales en los interrogatorios militares
martes, 26 de octubre de 2010 00:00
martes, 26 de octubre de 2010 00:00

El diario "The Guardian" tuvo acceso a varios documentos elaborados en secreto, en los que se explican con detalle algunos métodos para conseguir información de los detenidos, unas prácticas que violarían las convenciones de Ginebra.


Estas revelaciones se producen después de que Wikileaks hiciera público el pasado fin de semana documentos clasificados sobre la contienda iraquí con detalles de torturas, ejecuciones sumarias y crímenes de guerra cometidos por el Ejército norteamericano.

Según el diario El Mundo, en el material dado a conocer este martes por el diario británico, y elaborado en secreto por el Ejército británico, se dan instrucciones a los interrogadores sobre las prácticas que deben utilizar.

Así se dice que el objetivo que se persigue es el de provocar "humillación, inseguridad, deorientación y agotamiento en el interrogado hasta llevarlo a un estado de ansiedad, terror y miedo", al mismo tiempo que sugieren el modo para lograrlo.

Así, en un documento elaborado en septiembre de 2006, se afirma que hay que desnudar a los prisioneros antes de comenzar los interrogatorios y sugiere el uso de vendas para poner a los interrogados bajo presión.

En otro manual dirigido a los interrogadores, preparado en abril de 2008, se afirma que los prisioneros deben ser retenidos en condiciones de malestar físico así como intimidados. La privación sensorial es legal, sostiene el documento, siempre que existan "motivos operacionales válidos".

Otras instrucciones más recientes indican que las vendas para los ojos, los tapones en los oídos y las esposas para maniatar a los presos son instrumentos esenciales en los interrogatorios militares y señala que a los prisioneros sólo deben permitírseles cuatro horas de sueño ininterrumpido aunque puedan descansar hasta ocho horas al día.
 

Comentarios

Otras Noticias