Purgará cuatro años y medio de prisión efectiva

Condenaron a un vendedor de drogas

La pena impuesta a Eduardo Vega fue mucho más leve que lo que reclamó el fiscal subrogante.
sábado, 30 de octubre de 2010 · 00:00

Eduardo Vega, un joven que fue detenido en su casa de las Mil Viviendas, donde tenía montado un puesto de venta de estupefacientes, fue condenado a cuatro años y seis meses de prisión por el tribunal de la Cámara Oral en lo Criminal Federal. El 23 de mayo del año pasado, personal de Gendarmería Nacional allanó su vivienda y encontró paquetes y recipientes con cocaína, envoltorios de marihuana -alrededor de 300 gramos-, y en una riñonera que llevaba puesta un fármaco conocido como “Rivotril”, y 1.090 pesos en efectivo.
La pena del tribunal fue más leve que la solicitada por el fiscal Santos Reinoso, quien solicitó una pena de siete años de prisión y apeló a la lógica de las pruebas, sosteniendo que era evidente que Vega se dedicaba a la comercialización de estupefacientes, y manifestó su gran preocupación por el flagelo de la droga en los jóvenes catamarqueños.
En el comienzo del debate, el imputado se negó a prestar declaración ante el tribunal, por lo que de inmediato se procedió a las declaraciones de nueve testigos, entre los que se encontraba personal de gendarmería que aportó datos sobre lo que sucedido durante el procedimiento y confirmaron la cantidad de estupefacientes hallados en el interior de la vivienda del imputado.

Alegatos y sentencia

El primero en exponer sus conclusiones fue el representante del Ministerio Público, Santos Reinoso, quien sostuvo que las pruebas en contra del imputado eran suficientes para determinar que el imputado se dedicaba a la comercialización de drogas, basándose en la manera en que estaba fraccionada y sobre todo los mensajes de texto hallados en su celular, en los que se leía claramente cómo realizaba las transacciones.
“La droga es un fenómeno que esta matando a la juventud”, reflexionó el fiscal al concluir su alegato y solicitó que se lo condene a una pena de siete años de prisión.
Por su parte, el defensor oficial, Hugo Vizoso, alegó que no existían pruebas certeras de que realmente el imputado se dedicaba a vender estupefacientes. Por tal motivo solicitó que el tribunal considere que el hecho debía quedar encuadrado en otro delito por el que debía ser condenado.
Finalmente, el tribunal decidió condenar a Vega a una pena de cuatro años y seis meses de prisión efectiva por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.
 

Comentarios

Otras Noticias