Maximiliano Carrizo fue indagado el jueves en Tinogasta

Sospechoso del crimen se abstuvo de declarar

Le imputaron “homicidio agravado por criminis causa”.
sábado, 30 de octubre de 2010 00:00
sábado, 30 de octubre de 2010 00:00

Maximiliano Carrizo (20), uno de los hermanos imputados por el brutal crimen del empleado aduanero Julio Alaniz (59), se negó a prestar declaración al ser indagado por la Fiscal de Instrucción Silva Álvarez, quien tiene a su cargo la investigación del caso. En tanto, ayer por la mañana se comenzó el trámite de traslado de Walter Emanuel Carrizo, quien una vez que sea enviado a Tinogasta, será indagado bajo la misma figura que su hermano.
Maximiliano, que tal como se informó ayer fue detenido en la localidad de Fiambalá el miércoles por la noche, fue indagado bajo una acusación que podría costarle una pena de prisión o reclusión perpetua. Con la asistencia de la defensora oficial se negó a prestar declaración por el momento.
Él y su hermano fueron sindicados como los autores del violento crimen de Alaniz, quien durante la madrugada del miércoles último fue asesinado a puñaladas, y una vez que estaba sin vida, le asestaron dos tiros en la cabeza. Luego, los asesinos cargaron costosos artefactos de electrónica, como dos televisores de última generación, y se dieron a la fuga llevándose el auto de la víctima.
Maximiliano se fue a su casa, en Fiambalá, donde fue detenido tras un allanamiento en el que le encontraron en su poder los elementos robados en la casa de la víctima. Asimismo, los investigadores lograron dar con un arma que habría sido utilizada por los homicidas oculta entre los escombros del predio de un hotel de Tinogasta.
Walter Carrizo, tras el crimen, contrató un remís que lo llevara hasta la terminal de ómnibus de la Capital. Allí esperaba abordar un colectivo para regresar al sur del país, donde está radicado. Pero los investigadores obtuvieron a tiempo ese dato y finalmente fue detenido en Huillapima.
En un primer momento quedaron arrestados el conductor del vehículo y una mujer que los acompañaba. Ambos recuperaron la libertad recién ayer por la tarde, cuando se acreditó que no estaban vinculados al hecho de sangre.
Walter Carrizo sería trasladado en las próximas horas, ya que ayer fue puesto a disposición de la fiscalía de Tinogasta. Una vez que esté allí, quedará detenido.

Comentarios