Ataque suicida en Turquía

El atentado estaba dirigido contra las fuerzas de seguridad.
domingo, 31 de octubre de 2010 00:00
domingo, 31 de octubre de 2010 00:00

El barrio de Taksim, en el centro de Estambul, ha sido escenario esta mañana de un atentado suicida que se ha cobrado al menos 32 heridos, aparte de la vida del homicida.

Las cifras conocidas hasta ahora son doce civiles y diez policías heridos. Según la información facilitada por el jefe de policías Hüseyin Capkin dos de los policías heridos se encuentran en condición grave. El gobernador de Estambul Avni Mutlu ha confirmado estas cifras.

El ataque mortal estaba dirigido contra las fuerzas de seguridad turcas puesto que el suicida intentó abordar un autobús de policías pero el estallido llegó antes de que pudiera conseguir su objetivo.

Ligado a su cadáver ha sido encontrado un segundo artefacto explosivo que no ha explotado, informan diversos medios locales. Otros medios hablan también de la existencia de un segundo artefacto pero éste estaría separado del cuerpo del fallecido. El suicida es varón y todavía su identidad no ha sido facilitada.

De este modo el centro neurálgico de la metrópolis ha sido alcanzado a las diez y media locales de forma sangrienta. Ésta es una meta que es habitual entre grupos terroristas de diversa ideología por lo que la plaza Taksim y zonas adyacentes poseen altas medidas de seguridad.

En su condena al atentado realizada escasas horas después de que haya tenido lugar, el primer ministro turco Recep T. Erdogan ha hecho hincapié en que este tipo de acciones terroristas no conseguirán poner en peligro "la unidad, la fraternidad y el desarrollo de Turquía".

La zona, de alto interés turístico, ha sido acordonada por la policía por temor a una segunda explosión. Taksim se encuentra en el corazón de Estambul que es a su vez el centro económico, mediático y cultural de Turquía. Se trata del barrio más transitado de Estambul.

Como es tradicional en el país euroasiático, desde el primer momento que se ha dado a conocer la noticia se ha sospechado de la autoría del ilegalizado Partido de los Trabajadores del Kurdistán, el PKK, considerado terrorista tanto por Ankara y Bruselas como por Washington.

Uno de sus líderes no encarcelados, Murat Karayilan había expresado en varias entrevistas a medios locales su deseo de continuar con el alto el fuego y el no atentar contra civiles. La tregua anunciada por la banda armada hace dos meses terminaba precisamente hoy.

Es más, el grupo separatista ha negado cualquier implicación en el atentado. "No tengo ni idea de la explosión en Taksim", ha declarado el portavoz del grupo, Roj Qandil, a la cadena estadounidense CNN. El representante del grupo recordó que, si bien el "alto el fuego unilateral" declarado en agosto tenía previsto terminar este domingo, la organización "ya no perpetra acciones contra civiles".

El pasado 22 de junio, seis personas murieron en Estambul a consecuencia de un atentado perpetrado por un grupo afín al líder encarcelado del PKK, Abdulá Ocalan, conocido como los Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK). No obstante, el PKK no reconoce a este grupo escindido y asegura que está fuera de su control, según informa la cadena panárabe Al Yazira.

El PKK había instado al Gobierno turco a encontrar una salida negociada a un conflicto armado que se ha saldado hasta ahora con más de 40.000 muertos. El premier Erdogan ha acusado al PKK de ser un "subcontratista" de poderes ocultos.

En Estambul han tenido lugar atentados con autoría de grupos armados islamistas, separatistas y comunistas. Estas organizaciones clandestinas también tienen en común haber realizado atentados suicidas en Turquía.
Como es tradicional en Turquía, desde el primer momento se ha sospechado de la autoría del ilegalizado Partido de los Trabajadores del Kurdistán, el PKK, considerado terrorista tanto por Ankara y Bruselas como por Washington.
 

Comentarios

Otras Noticias