La víctima se encontraba junto a sus hijos

Hombre será juzgado por un abuso en la vía pública

lunes, 04 de octubre de 2010 00:00
lunes, 04 de octubre de 2010 00:00

Jorge José Arroyo (40), fue enviado a juicio oral por el delito de “abuso sexual sin acceso carnal”, luego de que el Fiscal de Instrucción de Segunda Nominación, Roberto José Mazzuco, diera por concluida la investigación penal preparatoria.
El hecho por el que se lo imputa a Arroyo tiene como víctima a una mujer de apellido Sosa, quien habría sido objeto del abuso el 4 de diciembre de 2008, mientras se dirigía -en compañía de sus hijos de 5, 7 y 10 años-, hasta su trabajo, por calle Zurita. Según la acusación, fue interceptada por el imputado desde atrás, quien la habría manoseado en sus partes íntimas, mientras la mantenía inmovilizada.
La mujer, que estaba acompañada por sus hijos, les dijo que pidieran ayuda y le advirtió al acosador que la policía se aprontaba hacia el lugar, por lo que el hombre salió corriendo en dirección a calle Tucumán, hasta llegar a Mate de Luna, en donde finalmente lo perdió de vista.
Tras el episodio, la mujer se comunicó con su marido, y ambos se dirigieron hasta la terminal de ómnibus. Una vez allí, Sosa econtró al abusador sentado en un banco de la estación, y se refería a ella con palabras obscenas.
Según la declaración de un testigo, el hombre habría estado alcoholizado.
Finalmente, efectivos policiales se hicieron presentes en el lugar, y llevaron al hombre demorado hasta la Comisaría Primera.

Examen mental

Al momento de ser indagado por el Fiscal de Instrucción, el acusado se abstuvo de prestar declaración.
Según datos aportados desde la investigación, el examen mental que se le realizó a Arroyo, dio cuenta de que el acusado “puede comprender la criminalidad del acto y dar cuenta de sus acciones, siempre y cuando no esté alcoholizado”.
Sin embargo, el fiscal consideró que no obran constancias de tales actuaciones, que demuestren un grado de alteración que no le permita -en el momento del hecho- comprender la criminalidad de sus acciones, razón por la cual el hombre será Juzgado.
 

Comentarios

Otras Noticias