Los delincuentes seguían prófugos

Le roban $ 17.000 a dos ancianos con el “Cuento del Tío”

Robaron a una pareja de ancianos sin que ellos se percataran.
miércoles, 06 de octubre de 2010 00:00
miércoles, 06 de octubre de 2010 00:00

Una pareja de ancianos de 76 y 80 años, de apellido Guzmán, fue blanco del accionar despiadado de dos delincuentes que tras artimañas y engaños lograron apoderarse de una suma cercana a los 17.000 pesos, que el matrimonio depositaba en su vivienda.
Personal policial tomó conocimiento del hecho en horas de la tarde -aproximadamente a las 17.50- cuando los ancianos se percataron que las personas que habían entrado a la casa haciéndose pasar por familiares, en realidad eran dos malvivientes que les habían jugado una mala pasada.
El hecho ocurrió ayer por la tarde, en una vivienda ubicada en Avenida Belgrano entre Rivadavia y Salta, cuando una pareja de jóvenes que se hizo pasar por un matrimonio que guardaba algún parentesco lejano con las víctimas, llamó a la puerta de su casa, y tras mentiras lograron ganarse la confianza de los abuelos, quienes les confesaron que allí guardaban el dinero, y hasta les habrían indicado los lugares en donde depositaban sus ahorros.
Los delincuentes permanecieron aproximadamente una hora y media conversando con los ancianos e indagando sobre el escondite del dinero, y presuntamente conocían datos de la familia.
Finalmente, cuando los delincuentes se fueron llevándose el dinero, el matrimonio no advirtió el ilícito, hasta minutos más tardes, en que fueron a cerciosarse si el dinero continuaba en el mismo lugar. Inmediatamente radicaron la denuncia.
Tras cometer el robo, los delincuentes se dieron a la fuga caminando.

Investigación

Datos aportados por las fuentes ligadas a la investigación, comentaron que los delincuentes eran una mujer rubia, de pelo corto, y de contextura robusta, mientras que el hombre que la acompañaba sería un joven de contextura mediana.
Personal de la División de Investigaciones montó un operativo para tratar de encontrar a la pareja de malhechores en la terminal de ómnibus y en distintas zonas de la Capital, sin suerte.
 

Comentarios

Otras Noticias