Celadores del turno

Los apartaron de sus cargos por un supuesto abuso

Un joven de 14 años habría sido ultrajado por uno de 17.
jueves, 07 de octubre de 2010 00:00
jueves, 07 de octubre de 2010 00:00

El instituto para menores Huayna Huasi habría sido el escenario de un episodio de abuso sexual perpetrado por un menor de 17 años, en perjuicio de un compañero de institución, de 14. Pese a que el caso se trata con especial hermetismo dada la edad de los involucrados, y con la finalidad de no entorpecer la investigación, trascendió que el personal que trabajó en ese turno habría sido apartado momentánemente de su puesto.
El caso se habría suscitado el viernes pasado en el horario comprendido entre las 13 y las 18, en el hogar de menores mencionado, donde los jóvenes permanecían por motivos intrínsecos a causas familiares y judiciales, según manifestaron fuentes ligadas a la dirección de Infancia y Adolescencia -área de donde dependen las instituciones de menores-. Allí el adolescente de 14 años habría sido sometido sexualmente por el de 17, causándole heridas de consideración.
Con posterioridad a conocerse el supuesto abuso, por disposición de la Jueza de Menores, el joven que habría perpetrado la violación fue alojado en el anexo de la Comisaría de la Mujer y el Menor, mientras que la víctima fue derivada hasta el Hospital de Niños Eva Perón.
El hecho que aún está siendo investigado por la Justicia de Menores, es tratado paralelamente por el Ministerio de Desarrollo Social, a través de la Dirección de Adolescencia y Familia, mediante una investigación administrativa sumarial, tendiente a recabar información que permita dilucidar si existió negligencia en los celadores de ese turno.

Golpes

Según comentó la misma fuente, el chico de 17 habría recibido una violenta golpiza durante su estadía en la Comisaría, de lo cual se habría percatado el hermano del joven tras una visita autorizada por la jueza, y referido por el mismo agredido. Posteriormente, el familiar del muchacho radicó una denuncia en Fiscalía, a fin de que se inicie la investigación pertinente.
Consultado por El Esquiú.com, el subjefe de la Policía de la provincia, comisario Dionisio Ahumada, se mostró desconcertado con la denuncia de los supuestos golpes, hecho que según comentó, desconocía.
Si bien el funcionario policial confirmó haber realizado una visita el día martes a la Comisaría de la Mujer, explicó que la misma fue por un tema excluyente al caso, ligado a los servicios de la dependencia policial. En la oportunidad, Ahumada habría preguntado la cantidad de internos de la jornada y si es que se había ocasionado algún hecho relevante, “pero nadie dijo nada”, aseguró.
El episodio tomó relevancia con la denuncia del hermano, por lo que desde la policía se ordenó un examen médico al joven que habría sido golpeado, que dio como resultado que no presenta lesiones, adelantó el Comisario.
 

El subjefe de Policía dijo desconocer la denuncia por apremios. Pero se realizaron exámenes médicos al agresor.

Comentarios

Otras Noticias