Eduardo Pastoriza

“Me han producido un daño económico y moral”

jueves, 07 de octubre de 2010 00:00
jueves, 07 de octubre de 2010 00:00

El ingeniero Eduardo Pastoriza se refirió al perjuicio que le provocó la paralización de la construcción de un edificio en el casco céntrico de la ciudad, mediante una aparente maniobra fraudulenta por parte de funcionarios de la Municipalidad, que habrían fraguado un acta de inspección en la que denunciaban irregularidades. En diálogo con El Esquiú.com, el empresario manifestó estar confiado en el accionar de la Justicia, que investiga la denuncia penal que radicó, aunque señaló que aún no tiene garantías para reanudar la obra.
La causa penal está radicada en la Fiscalía de Instrucción Nº 4, a cargo de Ezequiel Walther, quien días atrás indagó al jefe de inspectores de la Dirección de Obras Particulares de la Municipalidad de la Capital, Luis Mario Aragón, como supuesto autor del delito de “falsedad ideológica e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.
Ayer estaba citado el segundo imputado en la causa, el inspector Ricardo Moreira, quien no compareció ante la Fiscalía. Hasta ayer no se había determinado si había recibido la notificación de citación, y no se descarta que se emita una orden de detención en su contra si no se presenta ante el Fiscal que lo requiere.

Confianza
En tanto, durante la mañana de ayer, Pastoriza se presentó en la Fiscalía Nº 4 para interiorizarse del estado de la denuncia. “Se me ha comunicado que están imputados, así que la causa sigue su curso normal creo yo, confío mucho en el fiscal que está trabajando excelentemente bien, así que bueno, puse todo en manos de la Justicia”, señaló.
Los funcionarios habrían confeccionado un acta “trucha” en la que afirmaban que la obra se estaba realizando con materiales de construcción de menor calidad y seguridad que la que estaba proyectada. Ello generó una clausura de la obra por parte de la Municiapalidad. Sin embargo, Pastoriza luego recurrió el acta y denunció el hecho tanto en forma administrativa como penal.
Al ser consultado sobre si creía que hubo alguna otra intencionalidad en la maniobra, Pastoriza fue cauto al señalar que “está todo en manos de la Justicia, y ellos deberán ver qué hay detrás de todo esto”.
De todas formas, lamentó el daño económico que le produjo tanto a él como a todas las personas que estaban ocupadas en el lugar. “Me pararon la obra durante cuatro meses con el consiguiente daño económico y moral, no solo a mí, que ya soy un hombre grande, sino a mi familia, ya que mis hijos son ingenieros y estaban trabajando allí, y lógicamente al personal que colabora y que quedó sin trabajo”.
Y aunque explicó que el acta fue anulada por el intendente Ricardo Guzmán, “el trámite demoró cuatro meses”. Pero de todas formas, “no puedo continuar con la obra porque estos señores son los inspectores del municipio, entonces no me guarda ninguna garantía seguir con la obra”, indicó. “En 30 años nunca tuve una experiencia así, siempre fue un lugar de suma corrección”, expresó al concluir.

Comentarios

Otras Noticias