Se trata de una pareja de apellidos Sosa y Espoz

Llevan a una menor a un motel por la fuerza y son detenidos

Fueron detenidos poco después cuando transitaban por la avenida Presidente Castillo.
sábado, 09 de octubre de 2010 00:00
sábado, 09 de octubre de 2010 00:00

Una pareja quedó detenida luego de que fuera denunciada por los empleados de un motel ubicado en la ruta 1, cuando intentaban ingresar en una de las habitaciones con una adolescente de 14 años. La víctima dijo que los sospechosos, un hombre de unos 30 años de apellido Sosa y una mujer de alrededor de 20 de apellido Espoz, la llevaron por la fuerza luego de “convidarle” bebidas alcohólicas en un boliche del casco céntrico.
El hecho se registró ayer a la madrugada, alrededor de las 4.30 de la mañana, cuando Sosa y Espoz ingresaron al motel Oasis, ubicado en la ruta provincial Nº 1. Allí, uno de los empleados del lugar advirtió que dentro del automóvil en el que llegaba la pareja había una tercera persona. Cuando estaban por ingresar en una de las habitaciones, el empleado adivirtió que se trataba de una chica de corta edad, que además estaba llorando y discutiendo con las otras dos personas, por lo que llamó a la policía.
Ante ello, la pareja y la menor subieron al automóvil y se retiraron del lugar. Pero la descripción del automóvil brindada por el hombre del motel, permitió a efectivos de la Comisaría Tercera aprehender a los sospechosos cuando transitaban por la avenida Presidente Castillo.

Denuncia

Los policías advirtieron que particularmente la menor, de sólo 14 años, estaba en estado de ebriedad. Por lo que llamaron a su madre.
Al presentarse en la Comisaría Tercera y tras dialogar con la niña, denunció que la pareja habría llevado por la fuerza a su hija al motel.
Los sospechosos quedaron arrestados y se dio participación al Fiscal de Instrucción en turno, Juan Pablo Morales, quien ordenó una serie de medidas, entre ellas, que se tomara testimonio a la víctima.
La menor, que según se pudo saber tendría cierta deficiencia mental, declaró que el viernes por la noche estuvo en el boliche “Bigote”, ubicado frente a la Plaza 25 de Mayo, donde la pareja entabló diálogo con ella y le habría convidado bebidas alcohólicas.
En un momento dado, le dijeron que los acompañase para ir a otra parte, y de esa forma lograron que se fuera en su automóvil. Pero luego advirtió que se dirigían hacia un hotel alojamiento, por lo que al llegar al lugar la menor comenzó a llorar porque no quería bajar del vehículo.
Con los elementos de prueba que se recabaron hasta el momento, el fiscal Morales ordenó la detención de los dos sospechosos. Entre la jornada de hoy y mañana, los indagaría por el supuesto delito de “rapto”.
Según las previsiones del Código Penal, los sospechosos podrían ser condenados a una pena de entre uno y cuatro años de prisión en caso de ser declarados culpables en un eventual juicio. Dado que es un delito que puede ser excarcelable, no se descarta que en las próximas horas ambos recuperen la libertad.

Comentarios

Otras Noticias