Empleada de un local ahuyentó a ladrones

Por los gritos en medio de un ataque de nervios el ladrón decidió desistir del hecho.
jueves, 11 de noviembre de 2010 00:00
jueves, 11 de noviembre de 2010 00:00

El miércoles por la noche, un grupo de vecinos de una despensa barrial ubicada en las 1000 viviendas, impidieron que dos delincuentes asaltaran el lugar. En otro hecho, dos delincuentes robaron en una estación de servicio ubicada en Avenida Hipólito Yrigoyen y Córdoba.
El intento de illícito se desencadenó anoche en una despensa ubicada en el barrio 1000 viviendas, sobre peatonal 14. Según comentaron fuentes judiciales, la empleada atendía a dos menores, cuando un sujeto con casco y portando un arma de fuego, ingresó al local obligándola a que le entregara tarjetas de celular y la recaudación de la jornada. Sumida en una crísis de nervios, la mujer empezó a gritar y salió del negocio hasta la calle, ahuyentándo al delincuente y obligándolo a desistir del robo.
Despavorido, el hombre huyó del local, mientras que los gritos desesperados de la empleado alarmaron a los vecinos de la zona, quienes salieron a socorrer a la mujer.
El malviviente se subió a una moto Yamaha Cripton color negra, y se dio a la fuga con el hombre que conducía el rodado.
Por su parte, la propietaria de la despensa, en comunicación con Radio Valle Viejo, manifestó que el delincuente colocó un arma de fuego en el mostrador y le exigió a la empleada que le entregara el dinero. Según comentó la mujer, a esa hora de la noche, la arteria es muy transitada, pero la guardia policial es escasa.

Estación de Servicio

Finalizando la jornada del miércoles, el empleado de una estación de servicio ubicada sobre calle Hipólito Yrigoyen y Córdoba, fue asaltado por un delincuente que se alzó con $400, tras amenazarlo con un arma de fuego.
Según relataron fuentes ligadas a la investigación, el hecho se registró en la madrugada del jueves, cuando el empleado entraba en servicio. Allí, el joven observó que un hombre se acercaba con un bidón de nafta en la mano, dando la impresión que se dirigía a cargar el recipiente.
En ese momento el sujeto, sacó el arma y lo obligó a que le entregara el dinero, que había recaudado. Luego de fugarse con el motín, el hombre salió caminando y se subió a una moto que lo esperaba en otra cuadra, dándose a la fuga del lugar.
Hasta ayer al cierre de la edición, la policía no dio con los delincuentes.

Comentarios

Otras Noticias