Murieron tres motociclistas más

Ya suman 51 victimas de este año.
sábado, 13 de noviembre de 2010 00:00
sábado, 13 de noviembre de 2010 00:00

Tres nuevas víctimas fatales de accidentes de tránsito se registraron durante la jornada de ayer, y la cantidad de muertes en siniestros de circulación trepó a medio centenar en lo que va del año y en el territorio provincial. En ambos casos se trató de motociclistas que murieron tras perder el control de sus rodados; y coincidentemente, ninguno de los dos llevaba colocado el casco de seguridad, lo que pudo haber atenuado las consecuencias.
El primer deceso se registró durante la mañana de ayer en el camino viejo a la Villa El Portezuelo, más precisamente a la salida de la conocida “curva del cementerio”. Un joven identificado como Nahuel Cerda (18), regresaba hacia su casa, en esa localidad chacarera, a bordo de una motocicleta Yamaha Crypton 110 cc.
Al salir de la mencionada curva, aparentemente perdió el dominio de la motocicleta y salió hacia la banquina. Allí un montículo de tierra y arena hizo las veces de rampa, por lo que el joven, que aparentemente conducía a alta velocidad, salió despedido por el aire y cayó a un barranco. Quiso la fatalidad que impactara contra un afloramiento rocoso, donde quedó tendido inerte.
El cuerpo sin vida del joven fue hallado por su propio padre alrededor de las 9 de la mañana. El hombre había salido a campear animales de su propiedad y se dio con su hijo fallecido tendido en el barranco.
Un arduo trabajo tuvieron los efectivos de cuerpo de peritos y de la Dirección de Bomberos para rescatar el cuerpo del joven, que había quedado sobre una pendiente pronunciada.

Veterano

El otro accidente fatal se registró alrededor de las 19 sobre la ruta provincial 41. Lo protagonizó un jugador de la Liga de Veteranos identificado como Norberto Toledo (39). El futbolista había jugado un partido para el club Los Amigos en la cancha del Círculo Médico, y regresaba hacia su casa, en la ciudad Capital, al mando de una motocicleta Honda XR 400 tipo enduro, que le había prestado un amigo.
Toledo, según informaron fuentes judiciales, habría conducido a alta velocidad por la ruta hacia el sur, cuando perdió el control de la potente motocicleta. Testigos indicaron que habría tocado el cordón y ello generó que derrapara violentamente.
La ausencia del casco de seguridad fue determinante, ya que habría golpeado su cabeza violentamente contra el cordón, y perdió la vida en forma prácticamente instantánea.
Momentos de sumo dolor se vivieron en el lugar del hecho cuando arribaron, anoticiados de lo ocurrido, familiares y amigos de Toledo, quienes habían estado compartiendo el encuentro deportivo con él momentos antes. Uno de sus hermanos debió ser controlado por efectivos policiales que estaban apostados en el lugar, ante la crisis de nervios que sufrió al ver a la víctima sin vida.
En ambos accidentes fatales, intervino el personal de las unidades judiciales 10 y 11, a cargo de la delegada Guadalupe Isí. El fiscal de instrucción en turno, Miguel Mauvecín, junto al secretario Hugo Costilla se hicieron presentes en el lugar del siniestro y dieron las directivas de rigor.
Las dos víctimas del accidente fueron trasladadas a la Morgue Municipal, donde se realizaron sendas operaciones de autopsia.

Comentarios

Otras Noticias