Sufrió un corte de cinco centímetros en la frente

Un bebé fue herido en el rostro al nacer

El hecho se produjo a fines de septiembre, pero el lunes la madre hizo la denuncia penal.
martes, 16 de noviembre de 2010 00:00
martes, 16 de noviembre de 2010 00:00

El Fiscal de Instrucción Nº 1, Víctor Figueroa, inició una investigación en contra del personal del Hospital San Juan Bautista por las heridas que sufrió un bebito cuando era asistido en sus primeras horas de vida. El pequeño sufrió un severo corte de más de cinco centímetros en su frente, y ninguna autoridad del nosocomio le dio una explicación razonable a su madre de lo que ocurrió.
El hecho fue denunciado por la joven mujer, Graciela Ramallo, quien explicó que su hijo nació el 27 de septiembre pasado en el Hospital San Juan Bautista, donde fue sometida a una cesárea. Luego de la intervención quirúrgica, la mujer recibió al bebé y advirtió que tenía un profundo corte que ya había sido suturado por el personal médico.
Cuando comenzó a averiguar cómo había ocurrido, ni las enfermeras ni los médicos le dieron una respuesta. Finalmente le dieron el alta a la mujer, y se fue con el bebé a su casa.
Pero ante la falta de respuestas, el pasado lunes decidió radicar una denuncia penal en la Fiscalía General, en donde expuso la situación y pidió que se investigue.
El caso quedó en manos del fiscal Figueroa, quien ordenó una serie de medidas, entre ellas que el bebé sea revisado por un médico del Cuerpo Interdisciplinario Forense de la Corte de Justicia. El informe corrobora la existencia de la lesión, aunque señala que no se puede determinar cómo fue producida. Y también solicitó que intervengan médicos del Hospital de Niños, para determinar si la herida podría haber tenido alguna otra secuela.
Según se pudo saber, una de las hipótesis que se manejan es que el pequeño haya sido lesionado probablemente con un bisturí láser, que utilizan en el hospital para las intervenciones quirúrgicas.
Además, el fiscal ordenó también el secuestro de la historia clínica del menor, aunque hasta ayer no había sido entregada por el hospital.
Por el momento no se produjeron imputaciones. Pero no se descarta que el caso sea calificado como lesiones culposas. Y dada la cicatriz en el rostro del pequeño, podría terminar con una deformación permanente de rostro.

Comentarios

Otras Noticias