Enfrenta una pena de 8 a 20 años de prisión

Policía negó haber abusado de una menor en la comisaría

La víctima no prestará declaración en el debate.
miércoles, 17 de noviembre de 2010 00:00
miércoles, 17 de noviembre de 2010 00:00

Mario Fabián Barrios (38), el policía acusado de haber abusado de una menor de 12 años al menos en dos oportunidades, en el interior de la comisaría departamental de La Merced, negó los hechos, en el marco del debate oral que se lleva a cabo en la Cámara Penal N º 2. Durante la audiencia de ayer, comparecieron dos testigos de la defensa, y la madre de la menor.
El debate, que se desarrolla a puertas cerradas, y por el que Barrios enfrenta la imputación de abuso sexual con acceso carnal agravado por dos hechos, en concurso real, inició con la declaración del acusado, quien negó rotundamente los acontecimientos ante el Tribunal, y aseguró que no entiende por qué se desencadena la acusación.
Por su parte la madre de la víctima declaró y ratificó la acusación, pese a que en un momento se contradijo, al no precisar con exactitud si después de uno de los encuentros entre la víctima y Barrios, la menor salió de la parte trasera o por la puerta del frente de la comisaría.
Por su parte, los testigos de la defensa, un vecino de La Merced de apellido Jerez y una enfermera de apellido Amador, alegaron haber visto al acusado sólo durante los días señalados como los de posibles encuentros con la víctima.
En la jornada de hoy está previsto que declaren los testigos de Fiscalía, en tanto que el viernes tendrían lugar los alegatos y posiblemente se conocería la sentencia.
Pese a que en un primer momento se esperaba que la menor declare, por una recomendación de los peritos no comparecerá ante el Tribunal.


Los hechos

Los hechos por los que Barrios llegó al banquillo habrían ocurrido entre diciembre de 2008 y febrero de 2009, y habrían tenido lugar en una habitación de la comisaría departamental de La Merced, en donde el acusado habría accedido carnalmente a la víctima.
Pese a que las relaciones habrían sido consentidas, por la edad de la víctima, que en ese momento tenía doce años, el acusado enfrenta una pena que oscila entre los ocho y veinte años de prisión.

Comentarios

Otras Noticias