Reclamaban por un robo y los mataron a balazos

Tras un robo, tres jóvenes persiguieron al ladrón hasta una casa. Allí otro delincuente los mató a balazos.
martes, 02 de noviembre de 2010 00:00
martes, 02 de noviembre de 2010 00:00

La muerte de dos hermanos y un sobrino causó ayer conmoción en la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia. Los mató a balazos un joven de 18 años, vecino de ellos, que le dio refugio en su casa a un supuesto ladrón, que era perseguido por las víctimas; ambos están detenidos.

El hecho se produjo durante la madrugada del domingo frente a una casa ubicada en Marinero López al 3100, en el barrio Quirno Costa, hasta donde las víctimas corrieron a un joven que aparentemente había querido robarle el auto a las víctimas.

Las víctimas fueron identificadas como Víctor Daniel Pichilef, de 29 años, que recibió un disparo en la espalda; Pablo Ariel Pichilef, de 27, con un tiro en las costillas, y Gustavo Abel Pichilef, de 19, que recibió un impacto en el cuello. Víctor Daniel y Gustavo Abel fallecieron en el acto en tanto que Pablo Ariel murió poco después en el Hospital Regional del lugar.

En tanto, el domingo por la tarde hubo incidentes frente la seccional policial cuando familiares de las víctimas reclamaron la entrega de los cuerpos. Los manifestantes insultaron a las autoridades e incendiaron un coche que estaba frente a la comisaría.

El autor del triple homicidio sería Luis Darío Cheuquemán, de 18 años, hijo de la dueña de la casa donde ocurrió el crimen, que se entregó ayer. En tanto, también está detenido su amigo Carlos Fernando Barrientos, de 20 años, alias “El Ojón”, el joven acusado por los Pichilef de haber intentado robarles el auto.

Según la policía, tras el robo, las víctimas persiguieron a Barrientos, quien buscó refugio en la casa del homicida. Intervino la madre del autor del crimen pidiéndole a los Pichilef que se vayan. En ese momento, el hijo, al ver cómo insultaban a su madre, sacó un arma y disparó contra las víctimas.

Comentarios

Otras Noticias