Por un hecho ocurrido el 20 de octubre de 2006 en Santa María

Juzgan a una mujer acusada por un fatídico accidente

La víctima fatal se cruzó en contramano y fue arrollada inevitablemente.
martes, 23 de noviembre de 2010 00:00
martes, 23 de noviembre de 2010 00:00

En la sala de audiencias del Juzgado Correccional Nº 2, ayer comenzó el juicio oral en contra de Ana Ester Parra, acusada por el delito de homicidio culposo agravado. Según la acusación, el 20 de octubre de 2006 le habría causado la muerte al ciudadano Bernabé Flores, tras arrollarlo con su combi en un accidente ocurrido en la ciudad de Santa María.
Durante la primera instancia del debate la imputada decidió abstenerse de prestar declaración ante el tribunal, tal como lo hiciera en la etapa de instrucción. Por ello se procedió a la lectura de las declaraciones que efectuó en la sede policial donde se labró el acta de actuaciones, en el momento del accidente.
Allí, la imputada manifestó no haber tocado con su rodado en ningún momento a la víctima, y que Flores circulaba a contramano por avenida 1º de Mayo, y que tras divisar el vehículo de Parra se lanzó del ciclomotor impactanto brutalmente la cabeza contra el asfalto.
El caso fue investigado por el fiscal de Santa María, Marcelo González, quien consideró, en base a las pericias accidentológicas que se incorporaron a la causa, que la imputada tuvo responsabilidad en el resultado fatal del accidente.
Según la acusación formulada por el fiscal, Parra conducía en forma imprudente una combi Mercedes Benz, cuando embistió a Flores y, contrariamente a lo manifestado por la mujer, lo arrastró más de tres metros provocándole graves lesiones.
Flores circulaba a bordo de una motocicleta Zanella 50 cc. en contramano. Como consecuencia del accidente, sufrió una fisura exterior occipito-parietal que le provocó pérdida de conocimiento.
La víctima de inmediato fue trasladada al Hospital Ángel C. Padilla de la provincia de Tucumán, donde falleció alrededor de las 15:15 del mismo día por las lesiones sufridas en el accidente.

Testigos

Luego de esa lectura, el tribunal dispuso un cuarto intermedio hasta la jornada de hoy, cuando se prevén las declaraciones de los testigos, las que permitirán esclarecer ciertas circunstancias de la causa.
La imputada, una mujer de 32 años, es representada por el abogado defensor Hugo Daniel Cisneros Salado, mientras que por parte de la querella y acción civil, interviene en el proceso el abogado Gustavo Andrés Barros.
El ministerio Público está representado por la fiscal Olga Pereyra de Delgado y el encargado de dictar sentencia es el juez Luis Mario Varela.
 

Comentarios