Dos tobas murieron en Formosa, tras una orden de desalojo

Brutal represión contra comunidad aborigen

Los enfrentamientos se produjeron tras un reclamo por las tierras.
miércoles, 24 de noviembre de 2010 00:00
miércoles, 24 de noviembre de 2010 00:00

Un policía provincial y dos aborígenes de la comunidad toba murieron en un procedimiento judicial de desalojo, en la localidad formoseña de Laguna Blanca, que derivó en una brutal represión y que generó hoy numerosas manifestaciones de repudio.
Los enfrentamientos por un reclamo de tierras ocurrieron el martes en la Colonia La Primavera, ubicada a unos 170 kilómetros al norte de la capital provincial, y además de las tres muertes hubo varios heridos y detenidos.
Las tres personas fallecidas resultaron ser un oficial principal llamado Ever Falcón, mientras que de los dos aborígenes tobas sólo trascendió el nombre de uno de ellos: Sixto Gómez.
La protesta de los aborígenes ya registra un prolongado corte de la ruta nacional 86, en cercanías de Laguna Blanca, y según explicó Félix Díaz, representante de los pobladores originarios y funcionario del INADI, “desde hace seis meses (los ciudadanos tobas) mantienen cortado el tránsito en reclamo de la restitución de tierras que les pertenecen y de las fueron desalojados por el Gobierno provincial”.
Por su parte, el intendente de Laguna Blanca, Ricardo Lemos, sostuvo que “los aborígenes estaban en tierras que no eran de ellos” y no en la ruta 86 cuando intervino la Policía para desalojarlos”.
“Una familia radicó una denuncia porque intrusos entraron en su propiedad y estaban armando casas. Una comisión de seis policías fue a constatar el hecho y fueron agredidos físicamente y les sustrajeron armas reglamentarias”, precisó el funcionario.
Los miembros de la comunidad Qom “La Primavera” publicaron hoy un comunicado en un blog, donde denunciaron que “el Gobierno de Formosa reprime y mata” y acusaron a la Policía provincial de simular la pérdida de un arma para reprimirlos durante el desalojo.
 

Comentarios

Otras Noticias