Santos Quispe y José Yapura podrían ser condenados a prisión perpetua

Comienza en Londres el juicio por el Crimen de “El Shincal”

Las pruebas reunidas durante la instrucción de la causa son fulminantes para los imputados. El crimen ocurrió el 25 de julio de 2009 cuando fue asesinado Sebastián Musacchio para robarle. Uno de los homicidas quemó el cuerpo.
domingo, 28 de noviembre de 2010 00:00
domingo, 28 de noviembre de 2010 00:00

Londres, Belén (Enviados especiales, Diego Herrera y José Maijá) Uno de los hechos policiales que conmocionó a Catamarca y que tuvo repercusión nacional comenzará a ser juzgado hoy en la ciudad de Londres (Belén). Se trata del brutal asesinato del joven estudiante de luthería y profesor de música, Sebastián Musacchio, ocurrido el 25 de julio de 2009 cuando acampaba en las inmediaciones de las ruinas de “El Shincal” en aquel departamento, por el que están imputados dos lugareños, Santos Eusebio Quispe (27) y José Antonio Yapura (20), quienes enfrentan una acusación que podría costarles la pena de prisión o reclusió perpetua en caso de ser hallados culpables. El juicio tiene además una característica particular ya que es la primera vez en la historia que un tribunal de sentencia se traslada al interior de la provincia para realizar un juicio oral. Lo dispuso así la Cámara Penal de Tercera Nominación en virtud de la gran cantidad de testigos que fueron convocados para prestar declaración durante las audiencias de debate, y que en su gran mayoría son de ese departamento. Para ello, se acondicionó el salón del Centro Cultural de la Municipalidad de Londres, donde desde las 8.30 de la mañana de hoy comenzará la primera audiencia.

El hecho
La acusación en contra de Quispe y Yapura es por el delito de “homicidio calificado por alevosía y criminis causa”. Según la investigación realizada por el Ministerio Público, durante la noche del 25 de julio, el joven Sebastián Musacchio estaba acampando en el camping de “El Shincal” cuando llegaron los imputados, Quispe y Yapura. El primero ya había tenido un contacto anterior con el joven chubutense, quien le habría encargado un cabrito. Con esa excusa, y junto con Yapura se acercaron a su campamento. Musacchio salió de la carpa y se sentó con ellos a la vuelta de un fogón que alimentaron con algunas ramas y charlaron un rato. En un momento dado, cuando el joven se acercó al fuego para atizar las brazas, habría sido Quispe quien le dio un fuerte golpe con una piedra, luego con un palo. Aturdido por los golpes, Sebastián imploró desde el suelo que no le siguieran pegando, pero fue rematado con una piedra de considerables dimensiones. Una vez que el joven estaba sin vida, Quispe y Yapura tomaron una cámara de fotos, un teléfono celular, un termo, algunas pertenencias menores y unos pocos pesos que el joven tenía en ese momento y se dieron a la fuga. Días más tarde, Quispe volvió al campamento, cargó el cuerpo y lo ocultó entre unas rocas y le prendió fuego.

Pruebas
Los restos del joven estudiante fueron hallados recién el 7 de agosto del año pasado, 13 días después del crimen. La familia había realizado exposiciones policiles por su desaparición, pero desde la subcomisaría de Londres no le dieron importancia. Al ser hallado el cuerpo se tejieron innumerables hipótesis. Pero la pista más clara surgió de la propia torpeza de los imputados. La cámara fotográfica de Musacchio apareció en las inmediaciones del lugar donde ocurrió el crimen. Los asesinos la habían abandonado luego de que aparentemente intentaran venderla. La cámara contenía un rollo en blanco y negro que fue fundamental para el esclarecimiento del caso. Ya que cuando fue revelado, los investigadores descubrieron en las últimas tomas, la imagen de los imputados. La forma en que estaban sacadas era presuntamente accidental, y estaban fuera de foco. Pero fue suficiente para identificar a suspuestos los autores del hecho.

Captura
El primero en ser detenido fue Yapura. Fue el 13 de agosto, una semana después del hallazgo del cuerpo, en el puesto Las Vallas al norte de Belén. Dos días más tarde, Quispe fue detenido en la zona de El Durazno, en Tinogasta, a donde había viajado para ocultarse en un puesto. Ambos declararon durante la investigación y reconocieron su participación en el hecho. Sin embargo, se culparon mutuamente de haber sido los autores materiales. Yapura aseguró que fue amenazado por Quispe diciéndole que correría la misma suerte que el joven Musacchio si no colaboraba. Uno de los elementos de prueba que se sumaron recientemente es una pericia caligráfica a una carta manuscrita de Quispe que dejó a su madre cuando se dio a la fuga. Allí, habría reconocido el hecho.

 

El Debate

A las 8.30, está previsto iniciar la primera audiencia. El tribunal de la Cámara Penal Nº 3, encargado de dictar sentencia está integrado por los camaristas Jorge Rolando Palacios, Patricia Raquel Olmi y César Marcelo Soria.
Por el ministerio Público, intervienen en el debate el fiscal de Cámara Ruben Carrizo y como coadyuvante, Alejandro Dalla Lasta Baroni, quien había sido enviado a Belén para investigar el caso tras el hallazgo del cuerpo, y hasta la detención de los dos imputados.
Por la parte acusadora también estarán representados los familiares de la víctima constituidos como querellantes particulares y actores civiles con el patrocinio de los abogados Alloco y Andrada.
Yapura será defendido en el juicio por el abogado Víctor García. En tanto que Quispe contará con la asistencia de la defensora oficial Silvia Guzmán.
Fuentes del tribunal estiman que el debate se extenderá hasta el viernes próximo. Un total de 32 testigos fueron llamados a declarar, y las audiencias se realizarán durante mañana y tarde.
Los imputados fueron trasladados desde el Servicio Penitenciario hacia la Comisaría de Belén, donde estarán alojados durante el debate, custodiados por personal penitenciario.

 

Comentarios