En contra de niñas de 8 y 12 años

Envían a juicio aberrantes hechos de abuso sexual

martes, 30 de noviembre de 2010 00:00
martes, 30 de noviembre de 2010 00:00

Dos aberrantes hechos de abuso sexual en contra de menores fueron enviados a juicio oral. En ambos casos, se trata de ultrajes intrafamiliares, en los que los imputados son padrastros de las víctimas.
En uno de los casos, un comerciante de 32 años está acusado por el supuesto delito de “abuso sexual gravamente ultrajante agravado por el vínculo, reiterado y corrupción de menores agravado por el vínculo en concurso ideal”. Así lo dispuso el fiscal de Instrucción Nº 7, Miguel Mauvecín, quien cerró la investigación penal.
Los hechos habrían ocurrido entre septiembre de 2009 y julio de 2010, cuando el sospechoso encerraba a su hijastra -que anotó como hija propia- de sólo 8 años, en la habitación matrimonial, y allí abusaba sexualmente de ella y le hacía observar videos pornográficos.
El hombre aprovechaba cuando su esposa salía, -con quien además tiene un hijo en común-, por las mañanas a trabajar, para ejecutar el aberrante sometimiento sexual.
La madre de la menor radicó la denuncia, luego de que un día, cuando llegaba a su casa, una vecina, -madre de una amiguita de su hija- le pidiera que la acompañara hasta su casa para confesarle que un día observó a su hija llorando, y cuando le preguntó qué le pasaba, la menor le reveló que su papá le hacía cosas, y que si le contaba a su madre, le pegaría.
Inmediatamente, la madre de la víctima se comunicó con sus padres, quienes se encontraban al cuidado de la nena. En diálogo con sus abuelos, finalmente la nena contó los tormentos a los que habría sido sometida.

Otro hecho

Mauvecín también envió a juicio a un hombre de 40 años de apellido Cineros, acusado de abusar de la hija de su concubina de 12 años, quien padece un leve retraso mental. En este caso, el imputado enfrenta el cargo de “abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia con la víctima”. El hecho habría ocurrido el 16 de septiembre, en la casa que compartía con la víctima en Los Altos.
Fue la madre de la menor la que habría sorprendido al supuesto violador cuando estaba sometiendo sexualmente a su hija. Luego de una violenta reacción por parte de la mujer, que lo habría agredido con un cuchillo -aunque sólo le provocó una lesión leve-, se fue con la niña a radicar la denuncia en sede policial. Por su parte, el acusado se dio a la fuga, pero finalmente fue aprehendido por efectivos policiales.
Según la declaración que hizo de la madre de la menor abusada, al preguntarle a su pareja qué es lo que le había hecho a la niña, el hombre habría respondido que “sólo la había hecho jugar”.

Comentarios