Le imputan desde amenazas hasta privación de la libertad

Lo envían a juicio acusado por hechos de violencia familiar

El caso fue denunciado por la niñera, cansada de ser testigo de las golpizas.
lunes, 08 de noviembre de 2010 00:00
lunes, 08 de noviembre de 2010 00:00

Otro caso de violencia doméstica fue elevado para ser juzgado en una de las Cámaras en lo Criminal de Catamarca. El imputado es un hombre identificado como Ariel Humberto Nieva (29), quien está acusado de haber sometido a brutales maltratos a su pareja y a su beba de un año y medio, y que salieron a la luz gracias a la denuncia de la niñera, que había sido testigos de varios episodios similares.
Así lo resolvió el Fiscal de Instrucción Nº 1, Víctor Figueroa, quien recientemente cerró la investigación penal y elevó las actuaciones para ser ventiladas en debate. Nieva enfrenta cargos por un total de siete hechos delictivos, entre ellos lesiones leves, amenazas con armas, coacción y privación ilegítima de la libertad entre otros.
Nieva fue detenido el 15 de febrero pasado en un barrio de la zona norte de la ciudad. Ese día, cuando la niñera fue a trabajar como lo hacía habitualmente, advirtió que la pareja del acusado había sido golpeada. Cansada de ser testigo de los constantes maltratos, tanto a la mujer como a la beba y pese a que ella también fue amenazada de muerte para que no dijera nada, finalmente decidió vencer el temor y radicó la denuncia penal en la Unidad Judicial Nº 8.
Luego de la denuncia de la joven, también la pareja del imputado pudo superar el profundo miedo que le tenía a su pareja y contó ante la Justicia los tormentos que padecía desde hacía meses, cuando se había ido a vivir con el acusado.

Los hechos

El fiscal imputó al acusado por hechos ocurridos los días 13, 14 y 15 de febrero. Según la acusación, el primer día, agredió violentamente a su pareja porque la beba lloraba, y le dio una violenta patada. Además, tomó a la niña y le puso la cabeza bajo una almohada, mientas amenazaba a la mujer con matar a la pequeña.
Según el testimonio de la niñera, no era la primera vez que hacía una cosa así. Ya que anteriormente ella había sido testigo de hechos similares, como por ejemplo amenazar con ahogar en un balde a la beba, o encerrarla en la heladera.
Además de la paliza que le habría dado a la mujer, el imputado la amenazó de muerte para que no dijera nada. Y luego se retiró de la casa dejándola encerrada con la pequeña hasta el día lunes, cuando regresó.
Ese día, en presencia de la niñera, a la que también habría amenazado de muerte, volvió a golpear a la mujer y tomó una cuchilla y se la puso en el cuello a la víctima en forma amenazante.
Tras la denuncia de la niñera y la mujer, el imputado fue detenido y trasladado a una dependencia policial. Luego fue indagado por el fiscal que intervino en la causa, pero negó tajantemente los hechos y dijo que él no era una persona violenta. Mientras tanto, la víctima y su beba se fueron hacia otra provincia por temor a represalias.
Para el Ministerio Público, los elementos de prueba colectados en la causa fueron suficientes para mantener las acusaciones en contra del imputado. Ahora deberá enfrentar a un tribunal por siete hechos delictivos.

Comentarios

Otras Noticias