Ejecutaron a un stripper

El asesino dejó un mensaje mafioso: “Esto te pasa por meterte con la esposa de un policía”.
sábado, 18 de diciembre de 2010 00:00
sábado, 18 de diciembre de 2010 00:00

Un hombre fue asesinado de un balazo en la nuca en una habitación de un hotel alojamiento cercano a la capital tucumana, y se investiga si se trató de una venganza, ya que junto al cuerpo se encontró una nota que decía: “Esto te pasa por meterte con la esposa de un policía”.
Por el hecho quedó detenida ayer por la tarde una mujer que se sospecha es quien estuvo con la víctima en el lugar, en tanto que los investigadores procuran ubicar a su pareja, quien aparentemente no sería un efectivo.
La víctima fue identificada como Miguel Ernesto Suárez (31), y a su lado la Policía halló un mensaje que estaba hecho con letras recortadas de diarios y revistas, lo que demuestra que el ataque estuvo preparado y fue premeditado, según explicaron los investigadores. La única detenida por el caso se negó a declarar esta tarde ante la fiscal Teresita Marnero, y quedó alojada en la Comisaría de la Mujer, en la capital tucumana.
Al parecer, la Policía dio con la mujer porque estuvo intercambiando mensajes de texto con la víctima y habían acordado encontrarse en el hotel La Posta de los Arrieros.
Ahora se busca determinar quién ayudó a la mujer a salir del hotel, ya que está ubicado en un lugar alejado y no es fácil acceder o irse caminando. Al respecto, no se descarta que el asesino haya dejado un vehículo cerca del lugar y tras cometer el crimen escapó con la mujer.

El crimen

El episodio se produjo el viernes en el hotel La Posta de los Arrieros, ubicado a la vera del kilómetro 1.301 de la ruta 9, en Las Talitas, a 10 kilómetros de la capital tucumana. Suárez había llegado al lugar acompañado por una mujer y ambos se desplazaban en una moto.
El encargado del hotel declaró que sólo Suárez se bajó del rodado y solicitó una habitación, mientras que la mujer nunca se sacó el casco, por lo que no puede reconocerla. Cuando se venció el turno, el encargado se dirigió al lugar para pedirles que se retiren, pero como nadie respondía decidió ingresar y descubrió el cuerpo desnudo del hombre sobre la cama, boca abajo y con un disparo en la nuca. El cuerpo no presentaba rastros de violencia, lo que demuestra que la víctima fue sorprendida y no pudo defenderse.
En la escena del crimen no había rastros de la mujer y los peritos descubrieron una vaina servida de calibre 22 en la habitación, además de encontrar la moto de Suárez estacionada a pocos metros del lugar.
Según lo informado por la Policía, Suárez trabajaba como chapista en un taller, aunque circunstancialmente era stripper en fiestas privadas. El hombre, que estaba casado y tenía una hija de seis meses, iba todos los días al gimnasio y le gustaba cuidar su cuerpo, según el testimonio de allegados.
La fiscal Marnero ordenó que la División Homicidios, al mando del comisario Miguel Gómez, se haga cargo del caso.
 

Comentarios