Crimen del quinielero: todos están bien imputados

martes, 21 de diciembre de 2010 00:00
martes, 21 de diciembre de 2010 00:00

La Cámara de Apelaciones revocó una nulidad parcial en la causa que investiga el crimen del quinielero Robert Durval Marchetti (72) y confirmó que las acusaciones en contra de los cinco integrantes de la presunta banda delictiva son correctas. Lo hizo al hacer lugar al recurso de apelación impulsado por el fiscal de Instrucción Nº 4, Ezequiel Walther, en contra del auto interlocutorio del juez Héctor Maidana, quien ahora deberá resolver si dicta la prisión preventiva en contra de los sospechosos.
El incidente se había originado cuando Maidana debía resolver si dictaba o no la prisión preventiva en contra de Diego Orlando Moya; Gaspar Ezequiel Segura; Fernando Jorge Ariel Vega, Flavia Fernanda Quevedo y Carlos David Quevedo. En lugar de tomar una decisión, devolvió el expediente con una nulidad parcial respecto de la acusación en contra de Moya, quien está acusado por los delitos de “robo doblemente calificado por el uso de arma de fuego y por ser en poblado y en banda en grado de tentativa en concurso real con homicidio calificado agravado por el uso de arma de fuego y amenazas calificadas en calidad de autor”, porque consideró que la última imputación no estaba correctamente detallada.
El fiscal, ante esa nulidad, elevó un recurso de apelación en el que advirtió que era excesivo por parte del juez dictar esa medida, cuando no fue materia cuestionada siquiera por los abogados defensores, ya que no se vulneró el derecho de defensa de los acusados. Por lo que solicitó que se revocara el auto interlocutorio de Maidana.
Así también lo entendió el tribunal de alzada. En su voto, el juez Raúl Da Prá expresa que del decreto que cuestionó Maidana, en realidad “surgen cristalinamente las circunstancias de tiempo y lugar del suceso criminoso atribuido al imputado Moya”. Y que es correcta la imputación de amenazas en su contra, ya que surge “clara e inequívocamente” del relato del hecho. El fallo es compartido por los camaristas Edgardo Álvarez y Juan Carlo Rey-naga, por lo que en forma unánime revocaron la nulidad dictada por el juez Maidana.
Ahora, el magistrado deberá recibir el expediente otra vez y abocarse a resolver las prisiones preventivas de los acusados.
Marchetti fue asesinado el 7 de mayo último alrededor de las 21 horas, cuando atendía su local en el barrio Villa Cubas. La investigación determinó que Moya, junto con Segura, llegó en una motocicleta y el primero de ellos entró armado con una pistola 11.25 y tras amenazar al comerciante, ante su resistencia al asalto, le descerrajó tres disparos que lo mataron en forma instantánea. Cuando la esposa de la víctima salió, éste la amenazó apuntándole con el arma y efectuó disparos intimidatorios para luego darse a la fuga.
Por su parte, los otros tres imputados habrían sido partícipes primarios del mismo hecho, ya que brindaban apoyo en una camioneta de Vega, en la que ayudaron a huir a los delincuentes.
 

Comentarios

Otras Noticias