Los delincuentes se llevaron 300 pesos y un celular

Golpearon brutalmente al diputado Pedro Molas

El legislador nacional quedó internado en observación. Los delincuentes ingresaron a la vivienda sin ejercer fuerza.
sábado, 14 de agosto de 2010 00:00
sábado, 14 de agosto de 2010 00:00

En un violento y confuso episodio, el diputado nacional Pedro Molas fue brutalmente atacado en su propia casa por desconocidos que, tras darle una salvaje golpiza, huyeron con una billetera con 300 pesos y un teléfono celular. Los delincuentes entraron sin ejercer violencia y sorprendieron al legislador cuando estaba durmiendo, y ninguno de los miembros de la familia que estaban en el lugar, escucharon nada de lo ocurrido.
El llamativo episodio ocurrió, aparentemente, entre las 4 y las 5 de la mañana de ayer en la vivienda de Molas, en el barrio Villa Parque Chacabuco. Según información de fuentes policiales y judiciales, el hecho comenzó a investigarse a las 7.30 cuando el hijo mayor del legislador dio aviso a la policía de que su padre había sido violentamente golpeado en lo que parecía un asalto.
El legislador sufrió múltiples golpes con un elemento contundente -podría ser una mancuerna- que le produjo una herida en la frente que demandó 20 puntos de sutura. Además, según informó el jefe de Emergencias del Hospital San Juan Bautista, los golpes le produjeron una fractura en la órbita ocular y debió quedar internado en observación hasta la mañana de hoy debido a que tuvo pérdida de consciencia tras el ataque.

Sin fuerza

Uno de los aspectos que más llamó la atención de los investigadores, además de la brutalidad del ataque, es que no se registró ningún tipo de violencia en el inmueble para ingresar. Además, la magnitud de los golpes que recibió Molas, son desproporcionados en comparación con el magro botín que finalmente se llevaron los delincuentes, aún cuando evidentemente, tenían la propiedad a su merced.
Al momento del ataque, uno de los hijos menores estaba durmiendo en una habitación de la segunda planta, y otro en el comedor, en la planta baja de la vivienda. Uno de los hijos, habría escuchado un ruido a la hora que se supone fue el ataque, pero aseguró que no vio nada extraño en la vivienda.
No fue sino hasta alrededor de las 6 de la mañana, cuando regresó el hijo mayor, que había estado fuera, que Molas se despertó conmocionado y su hijo lo encontró ensangrentado y tambaleante, por lo que lo llevó al Hospital San Juan Bautista, donde quedó internado.

Botín

El o los delincuentes se dieron a la fuga con un magro botín. Sólo se llevaron la billetera de Molas y un teléfono celular que encontraron en la habitación. En la billetera habría alrededor de 300 pesos en efectivo, además de tarjetas y otros objetos personales.
También llamó la atención la violencia desplegada en contra del legislador, que aparentemente fue golpeado mientras dormía, es decir que estaba absolutamente indefenso y a merced de los agresores. Aparentemente, Molas habría tenido algún tipo de reacción y no se descarta algún forcejeo, lo cual se especula por las marcas que tenía en sus brazos, lo que hace presumir que hubo lucha.
El caso quedó en manos del fiscal de instrucción en turno, Roberto José Mazzucco. El funcionario junto a especialistas de la Brigada de Investigaciones se hicieron presentes en la vivienda del legislador momentos después de que el hecho fuera informado a la policía. Luego, el fiscal se entrevistó con Molas en el Hospital San Juan Bautista, para interiorizarse de lo ocurrido.
Sin embargo, Molas habría asegurado no recordar ese momento. Según los médicos, pudo tratarse de una consecuencia de la pérdida de consciencia que sufrió debido al violento golpe en la cabeza.
Los pesquisas apuntaron a alguna persona ajena a la familia que esa noche haya podido estar en la vivienda. Aunque aún resulta un misterio cómo podrían haber hecho para atacarlo sin que los demás escucharan al menos algún ruido.

Allanamientos

Al menos dos allanamientos se realizaron durante la mañana de ayer en distintos domicilios en el marco de la investigación. Fueron en viviendas cercanas al domicilio de Molas, pero no se encontraron elementos vinculados al violento episodio, ni se produjeron arrestos .

Comentarios