Ante el Fiscal Mazzucco, que investiga el caso

Molas declaró

Dijo no recordar casi nada. Los investigadores apuntan al 'entorno'.
viernes, 20 de agosto de 2010 · 00:00

El diputado nacional Pedro Molas se presentó finalmente ayer, para declarar ante la Justicia por el violento ataque que sufrió durante la madrugada del sábado pasado, mientras dormía en su vivienda de Villa Parque Chacabuco. Sin embargo, trascendió que su declaración no arrojó datos esclarecedores sobre lo ocurrido, e insistió en que según su parecer, fue víctima de un asaltante que ingresó furtivamente a su casa.
Alrededor de las 10.30 de la mañana, Molas se presentó en el edificio de Junín 632 acompañado del abogado Ruy Aguiar. Ante el fiscal de instrucción Roberto José Mazzucco, brindó una declaración detallada sobre cómo transcurrió las últimas horas del viernes 13 y la madrugada del día siguiente, cuando tuvo lugar el violento ataque.
Sin embargo, no aportó muchos más datos que los que ya manejaba la investigación. Y respecto a la cuestión neurálgica, el momento en el que fue agredido, dijo no recordar nada.
Así se pudo saber de fuentes cercanas a la investigación de la causa. Al término de la declaración del legislador, se retiró sin hacer manifestaciones a la prensa, y se excusó explicando que estaba aún dolorido.
Sin embargo, trascendió que ante el fiscal brindó la misma declaración que sus hijos. La noche del viernes comió con ellos, alrededor de la una del sábado se acostó y en la casa quedaron dos hijos varones y una hija mujer, mientras que el mayor salió con un amigo y un primo. Y descartó que esa noche hubieran estado más personas en la vivienda, como sospechaban los investigadores.
De allí en más no recuerda nada hasta las seis de la mañana, cuando se despertó sumamente dolorido, y al encender la lámpara de su mesa de luz, advirtió que estaba ensangrentado.
Sobre la hipótesis del asalto, explicó que en su habitación, que está en la planta alta, hay una ventana -que está a una importante altura- que él dejó abierta antes de dormir. Por allí cree que ingresó la persona que lo atacó, y que por allí también podría haber salido luego de apoderarse de su billetera con 300 pesos y su teléfono celular.
La mancuerna de hierro con la que fue golpeado estaba dentro del placard de su habitación antes de dormirse. Y al despertar, había quedado en el suelo, ensangrentada. Además, señaló que había dejado la puerta del dormitorio cerrada, y que cuando se despertó estaba de la misma forma.

Lesiones

El ataque al legislador le provocó una herida en el cuero cabelludo que demandó más de 20 puntos de sutura. Además, sufrió una fractura del dedo meñique de su mano izquierda, lesión por la que fue intervenido quirúrgicamente el jueves pasado, y que fue la razón por la que no se presentó anteriormente a declarar.
Por el momento, la causa no tiene imputados. Y para los investigadores sigue habiendo puntos oscuros que no logran dilucidar y que parecen ser centrales para esclarecer el violento episodio.

El entorno

Para los investigadores, el autor del violento ataque al diputado Molas está entre los allegados a la familia. La teoría de que un delicuente haya entrado y salido por la ventana de la habitación que había quedado abierta es, al menos, poco probable si se tiene en cuenta la altura a la que se encuentra del suelo.
Además, no se hallaron huellas de que alguien hubiera escalado por allí.
Por otra parte, los investigadores estiman que más allá de por dónde ingresó el delincuente, demostró que tenía cierto conocimiento del movimiento de la casa.
Mientras tanto, aún se esperan resultados de algunas pericias y otras medidas ordenadas por el fiscal.
 

Comentarios

Otras Noticias