Julio Alberto Lucero

Un caso testigo

El pasado 29 de abril, la Cámara Penal Nº 3 condenó a prisión perpetua a Julio Alberto Lucero (28), el hombre que tres meses antes, el 12 de enero, violó y asesinó a la médica Gloria Mónica Acosta (38) en la zona norte de la ciudad.
jueves, 05 de agosto de 2010 00:00
jueves, 05 de agosto de 2010 00:00

Lucero ya había sido condenado y cumplió una pena de 9 años de prisión -fue menor el tiempo que estuvo encerrado- por otro delito de índole sexual en contra de un niño. Al día siguiente del crimen de la médica, y en la misma zona donde había ocurrido el trágico episodio, Lucero habría tratado de violar a otra mujer, quien por fortuna logró zafar del ataque.
La terrible conducta del imputado puso en ese momento sobre el tapete el latente peligro de otorgar la libertad a los condenados por este tipo de delitos, frente a la controversia de coartar la libertad a una persona que ya cumplió con la pena impuesta por la Justicia.
La severa -y rápida- condena que recibió Lucero lo alejará de la sociedad durante los próximos 35 años. Y otra causa en su contra fue ya enviada a juicio oral, por lo que podría sumar aún más años en prisión. Pero muchos otros condenados por delitos de índole sexual actualmente gozan de la libertad.

Comentarios

Otras Noticias