Incendios

La fiscal Nieva se apartará de la investigación

Ambiente certificó que fueron extinguidos.
miércoles, 01 de septiembre de 2010 00:00
miércoles, 01 de septiembre de 2010 00:00

Tras la denuncia radicada por la Secretaría del Agua y el Ambiente por los daños producidos por los incendios forestales en el departamento Pomán, se pudo saber que la fiscal de instrucción de Andalgalá, con jurisdicción en la zona, debería apartarse ya que el siniestro se inició en un campo que es propiedad de su familia. Según las estimaciones de la Secretaría, las hectáreas afectadas no llegan a 1.000.
Así fue confirmado a El Esquiú.com por fuentes judiciales, las que señalaron que el campo donde según el organismo se habría iniciado el fuego pertenece a una hermana de la fiscal. Hasta ayer, la denuncia, que fue radicada en la Fiscalía General, no había sido girada hacia la Fiscalía de Andalgalá, pero se esperaba que llegara entre hoy y mañana. Y deberá ser un subrogante quien asuma la investigación penal para determinar las responsabilidades. El fuego, que afectó a un amplio sector de las localidades de Colana y Mutquín, se inició, según la denuncia del organismo, por la quema sin control del producto de un desmonte. En la presentación penal, desde Ambiente señalaron que también el desmonte habría sido realizado sin autorización.

Extinguido
Por otra parte, mediante un comunicado de prensa, el Cuerpo de Brigadistas contra Incendios Forestales informó que pasado el mediodía de ayer se dieron por concluidas las tareas en el departamento Pomán, luego de más de cinco días de trabajo, en los que contaron con el apoyo de distintas instituciones de la provincia.
La última tarea por parte de los brigadistas fue labrar un acta en la Comisaría Regional de Pomán, en la cual se certificó que “lograron extinguirse todos los incendios forestales y vestigios incandescentes que pudieran causar un nuevo foco ígneo”.
Desde la Brigada Contra Incendios Forestales se indicó que esta determinada cuál fue la superficie afectada por las llamas, pero de acuerdo con las fotografías satelitales y los puntos tomados con GPS, la superficie quemada no superaría las 1000 hectáreas.
Por su parte, el titular del área, Oscar Doering, señaló que “se está realizando un análisis sobre las consecuencias del incendio y los inconvenientes causados”. Y con respecto a la restituciones del servicio de Agua Potable, se dijo que “ya se encuentra en el lugar personal especializado realizando estudios, a fin de determinar el momento oportuno para restablecer el servicio”.
Mientras tanto, se repartieron más de 5.000 litros de agua mineral entre las familias de los lugares afectados, cuya distribución estuvo a cargo de los agentes sanitarios, mientras que en el día de ayer, “se enviaron tres camiones con una capacidad de 8.000 litros cada uno de agua potable”, afirmó Doering.
Desde el área de Desarrollo Social, el coordinador de las delegaciones departamentales del área destacó la entrega de agua en los primeros momentos del siniestro, como así también la cantidad de alimentos y provisiones a las personas que trabajaron en el lugar.

Comentarios

Otras Noticias