Otro golpe al cartel mexicano

Sergio 'El Grande' Villarreal fue capturado ayer domingo en Puebla.
lunes, 13 de septiembre de 2010 00:00
lunes, 13 de septiembre de 2010 00:00

Uno de los narcotraficantes más buscados de México, Sergio Villarreal alias 'El Grande', fue capturado el domingo en Puebla (centro), en otro importante golpe contra la cúpula del cártel de los Beltrán Leyva, que ya se encuentra "debilitado", según un portavoz presidencial.

Elementos de la Marina Armada detuvieron a "Sergio Villarreal 'El Grande', uno de los principales operadores del cártel de los Beltrán Leyva", confirmó en un mensaje a la prensa Alejandro Poiré, portavoz presidencial en asuntos de seguridad nacional.

Villarreal y Héctor Beltrán Leyva sostuvieron una cruenta disputa contra Edgar Valdez 'La Barbie', detenido el 30 de agosto, por el liderazgo de esta organización narcotraficante, una de las siete más importantes de México, que quedó vacante tras la muerte del líder Arturo Beltrán Leyva en un operativo militar en diciembre.

Tras la detención de 'La Barbie', medios mexicanos citaron informes oficiales la semana pasada que apuntaban a que en realidad se trató de una entrega voluntaria, lo cual fue desmentido posteriormente por el presidente Felipe Calderón.

La organización de los Beltrán Leyva "es una de las más extendidas" de México pero "se encuentra profundamente debilitada", argumentó Poiré tras enumerar los golpes asestados: la muerte de Arturo Beltrán y las capturas de Villarreal, 'La Barbie', Gerardo Álvarez 'El Indio' (en abril de 2010) y otros dos hermanos Beltrán Leyva, Alfredo (enero 2008) y Carlos (diciembre 2009).

'El Grande', apodado así por su corpulencia, y otros dos hombres no presentaron resistencia el domingo a su captura por 30 elementos de la Marina Armada en una zona residencial de la ciudad de Puebla, a unos 130 kilómetros al sureste de la capital mexicana, según el portavoz.

La captura de Villarreal es el quinto gran logro del gobierno mexicano en lo que va de año en su lucha contra los cárteles, a los que acusa de más de 28.000 asesinatos desde diciembre de 2006 y contra los que ha desplegado a unos 50.000 militares.

Los otros fueron las detenciones de 'La Barbie'; José Antonio Medina 'Don Pepe', señalado como el primer traficante mexicano de heroína a Estados Unidos, y Teodoro García Simentel 'El Teo', líder de una organización narcotraficante en la frontera norte, además de la muerte en un operativo de Ignacio 'Nacho' Coronel, considerado el número tres del poderoso Cártel de Sinaloa.

En su comparecencia, Poiré describió a Villarreal como un delincuente "de alta peligrosidad y jerarquía" dentro del cártel, informó de que tenía una orden de captura por delitos de narcotráfico y que la fiscalía lo vinculaba con al menos siete de sus investigaciones. El detenido operaba principalmente en la capital mexicana y en los estados de Puebla, México (centro), Morelos (centro), Guerrero (sur), Nuevo Léon (norte), Sinaloa (noroeste) y Quintana Roo (sureste), detalló.

Decenas de cadáveres, muchos decapitados o colgados de puentes, aparecieron este año en ciudades como Acapulco (sur) o Cuernavaca (centro) víctimas presumiblemente de las pugnas de 'La Barbie' contra Villarreal y Héctor Beltrán Leyva, quien asumiría ahora el control absoluto del cártel.

Héctor Beltrán Leyva es el único en libertad de los cuatro capos del cártel por quienes la fiscalía ofrecía una recompensa de 30 millones de pesos (2,2 millones de dólares) tras las caídas de Villarreal, 'La Barbie' y Arturo Beltrán Leyva.
 

Comentarios

Otras Noticias