Ocurrió en la zona sur de la ciudad

El canal de la muerte se llevó la vida de otro niño

Jugaba con un primo y habría caído accidentalmente. Fue rescatado por un familiar, pero cuando llegó al Hospital de Niños los médicos no pudieron hacer nada para salvarlo.
sábado, 04 de septiembre de 2010 00:00
sábado, 04 de septiembre de 2010 00:00

El conocido “canal de la muerte” se cobró la vida de un niño de tan sólo 5 años, que habría caído en forma accidental al cauce, en las inmediaciones del barrio Santa Marta, ayer por la tarde. El pequeño fue rescatado por un familiar, y trasladado al Hospital de Niños Eva Perón, pero pese al esfuerzo de los médicos el niño dejó de existir.
Así lo confirmaron fuentes judiciales y policiales, las que precisaron que el niño fue identificado como Marcos Ismael Chávez. Aparentemente, según lo que pudieron reconstruir los investigadores, ayer por la tarde el menor habría estado jugando junto con un grupo de amigos en la vereda de su casa, en el barrio Santa Marta.
En un momento dado, junto con un primito de 5 años se fueron a jugar cerca del peligroso cauce, distante unos 800 metros de su casa, justo en el sector donde no cuenta con las tapas de cemento que fueron colocadas a lo largo de su trayecto.
Por algún motivo, el niño cayó al agua y fue su primo, junto a otros chicos, quien avisó a un tío, que rápidamente salió a buscarlo junto a un hermano. Luego de recorrer alrededor de 300 metros, lo vieron flotando en el canal y lograron sacarlo, aunque aparentemente ya estaba sin vida.
En tanto, la mamá del menor había sido alertada de lo sucedido por otros niños que estaban juntando caracoles también en las inmediaciones del canal. Desesperada, la mujer salió a buscar a su hijo, pero momentos después llegó el tío con el menor en brazos.
De inmediato llamaron a la policía y en un móvil fue trasladado primero hacia el mini hospital del sur, desde donde en una ambulancia lo derivaron al Hospital de Niños.
Allí ingresó en grave estado a la sala de reanimación. Luego de varios minutos de trabajo, los médicos del Hospital de Niños debieron confirmar que el pequeño había fallecido.

Investigación

El hecho fue puesto en conocimiento del fiscal de Instrucción en turno, Juan Pablo Morales, quien ordenó una serie de medidas, entre ellas que el cuerpo del pequeño fuese sometido a una intervención de autopsia para acreditar las causas del deceso.
También se trataba de determinar cómo había sido que cayó el pequeño al canal. Y una de las versiones que se barajaban ayer indicaba que habría estado jugando con su primito cuando perdió el equilibrio.
Momentos de tensión se vivieron en el Hospital de Niños entre los padres de la víctima, quienes están separados.
Luego de recriminarle por la muerte de la criatura a la madre, comenzaron a cruzarse insultos, mientras los policías miraban sin controlar la situación, hasta que finalmente el hombre le dio un violento golpe en el rostro a la mujer, que la hizo trastabillar y caer al suelo.

El último antecedente

El “Canal de la muerte”, como se conoce al canal de riego que lleva agua hacia la Colonia de Nueva Coneta, se cobró decenas de vidas en los últimos años, particularmente de niños pequeños y de familias humildes, que son las que pueblan los asentamientos instalados cerca del cauce.
El caso más reciente ocurrió el 20 de diciembre del año pasado, cuando un pequeño identificado como Benjamín Perea de 3 años, cayó al canal cuando jugaba en el fondo de su casa, en el barrio Los Pinos, en Polcos -Valle Viejo-.
La muerte del niño generó airados reclamos de los vecinos para que se cubra el cauce que continúa presentando un latente peligro.

Comentarios

Otras Noticias