El intendente de Santa Rosa, a la Justicia

Guaraz imputado por hurto y estafa procesal

Lo acusan de sustraer postes de una obra, y de falsear una prueba que presentó a la Justicia.
sábado, 04 de septiembre de 2010 00:00
sábado, 04 de septiembre de 2010 00:00

El intendente de Santa Rosa, Ramón Elpidio Guaraz, fue imputado por los delitos de hurto y estafa procesal en grado de tentativa, a partir un incidente originado por la supuesta sustracción de postes de una obra de tendido eléctrico. Así lo resolvió el fiscal de instrucción Nº 2, Roberto José Mazzucco, quien citó al jefe comunal santarroceño para tomarle una declaración indagatoria la semana próxima.
Los hechos por los que está complicado Guaraz fueron denunciados por el responsable de una obra de tendido eléctrico en esa localidad, Daniel Enrique Bartolucci, quien manifestó que empleados comunales había sustraído cinco postes que estaban a la vera de la ruta provincial Nº 30, y que iban a ser instalados en la zona. La investigación concluyó que los trabajadores comunales que fueron a buscar los postes, lo hicieron bajo órdenes directas del intendente Guaraz. Al menos así lo habrían manifestado en sus declaraciones ante la fiscalía.
El hecho se produjo el 16 de junio a las 11.30, cuando los empleados José Rubén Peralta y Guillermo Acosta fueron en un camión de la comuna hasta el camino a San Pedro, a unos 2 kilómetros de Bañado de Ovanta.
Peralta y Acosta manifestaron que ellos no tenían conocimiento de a quién pertencían los postes, y que asumieron que eran de la comuna. Por lo que sólo se limitaron a cumplir la orden.
Por otra parte, mientras el caso era investigado por el personal de la Comisaría de Bañado de Ovanta, el día 22 de junio último se presentó ante las autoridades policiales Claudio Alberto Carrizo, otro empleado comunal, y en representación de Guaraz habría presentado una factura de compra con la que trataban de acreditar la propiedad de los postes supuestamente sustraídos.

Boleta trucha

La factura era de un comercio de la localidad de Frías -Santiago del Estero- pero al solicitar información en ese local, por un lado se descartó que el comercio se dedique a la venta de postes, sino que provee insumos de energía. Y por otra parte, se descartó que el número de la factura se correspondiera con las de ese local.
Para la fiscalía, la maniobra con la boleta “trucha” fue con la intensión de inducir a error a los investigadores y obtener una resolución judicial a favor del intendente.
De todas formas, el hecho quedó en grado de tentativa debido a que el ardid fue rápidamente desenmascarado tras pedir los correspondientes informes al comercio.
 

Comentarios

Otras Noticias