Denuncian la violación de una menor de 14 años

miércoles, 19 de enero de 2011 00:00
miércoles, 19 de enero de 2011 00:00

Los padres de una menor denuncian la violación que sufrió su hija de 14 años en el barrio 120 viviendas de la zona norte de la ciudad por parte de tres hermanos identificados como Alejandro Carrizo de 23 años, “Corbata” Carrizo de 19 y un menor de 15 años, informó radio Valle Viejo.
La madre relataba frente a casa de gobierno donde se manifestaba por la falta de seguridad y lo lento del accionar de la justicia: “Mis chicos iban a la escuela y esos muchachos se reunían a tres cuadras de la escuela, los esperaban cada vez que pasaban, le gritaban groserías, les tiraban la bronca a los varones".
"Los chicos no decían nada hasta que la nena sale al negocio el día 18 a las 10 de la noche y cuando sale estos muchachos la esperan cerca del negocio y la sacan corriendo. Le pegan un rodillazo en la espalda y la semi desmayan. Entre los dos mayores la alzan y el menor hacía de vigilante. La trasladan a una vivienda a cinco cuadras de mi casa y ahí la violan a la nena.
Cuando la terminan de violar le dijeron “esto no queda acá, te vamos a volver a buscar”.
 

"La nena llega a la casa pero no avisa lo que le pasó y al otro día se quebró y dijo que le habían violado.
Yo hice la denuncia pero eran muy pocas pistas las que daban. La nena inclusive ya estando bien se le venían imágenes a la mente y todas las noches hay que escucharla llorar, hay que escucharla gritar que “me vienen a buscar” y cada cosas desesperante.
Ella señaló con el dedo a uno pero no sabía cómo se llamaba y los hermanos al conocerlo cuando pasaban y los tiraban la bronca a la salida de la escuela lo identificaron como “Corbata” Carrizo, a Alejandro Carrizo también mi hija lo reconoció como uno de los que la drogaba y lo manoseaba. Al menor también lo reconoció".
 

"No sé qué espera la fiscal porque la nena asegura haberla rasguñado a Corbata Carrizo y la fiscal dice que le faltan pruebas.
También en todo lo que averiguamos, el padre de estos Carrizo es un sargento de la comisaría 2da., que ya tienen entrada los señores. Entran y salen a las dos horas. Incluso la madre ese día nos gritaba “llévenlo si quieren, ya dentro de un rato ya lo van a volver a largar”.
Es una total impunidad.
Cuando lo detuvieron a ese Alejandro Carrizo llegó un policía que es vecino de ellos y dijo “déjenlo, yo ya escuché todo, yo hago la denuncia, yo soy el testigo, quédense tranquilos y después dio vuelta su declaración, al final mintió, lo está cubriendo”.
La nena estuvo asistiéndose por las amenazas de este menor y ya reclamé al Juzgado de Menores Nº 2 que atiende la causa del menor y este hombre grosero, nos deja hablando y se va. Es un atrevido.
Con la jueza no pudimos hablar porque está de feria.
Nosotros pedimos justicia, que se deje de estar cubriendo, porque parece que más se les lleva el apunte a los delincuentes que a las víctimas.
Inclusive el sábado sufrimos un allanamiento por las denuncias de este menor que dijo que mi marido le puso un arma en la cabeza. Fueron a la comisaría mientras nosotros estábamos esperando que nos tomen la denuncia, un tal Diego Garza de el Altos de Choya, que se hizo pasar por padre nos dijo “eh rata por qué le pegaste a mi hijo, por qué le pusiste un fierro en la cabeza”. Nadie le puso ningún fierro ni nada. El menor empezó a gritar delante de la policía “cuidate vos porque a tu hijo lo voy a matar, lo voy a pegar un tiro”.
 

Comentarios

Otras Noticias