El fiscal lo puso en conocimiento de la imputación por “homicidio simple”

Se negó a declarar el acusado del crimen de Gabriel Valatkevicnis

El imputado se reservó en el derecho de abstención.
lunes, 31 de enero de 2011 00:00
lunes, 31 de enero de 2011 00:00

Jorge Omar Parodi (45), el mecánico sospechado de ser el autor del crimen del joven futbolista Diego Gabriel Valatkevicnis (19), se negó a prestar declaración sobre lo ocurrido el miércoles de la semana pasada al ser indagado por el fiscal en feria, Ezequiel Walther. Bajo el cargo de “homicidio simple”, el hombre enfrenta una acusación que podría demandarle una condena de hasta 25 años de prisión en caso de ser hallado culpable en un eventual juicio.
Parodi, un conocido mecánico de motocicletas de La Chacarita, se encuentra privado de la libertad desde la madrugada del jueves, horas después del brutal episodio que terminó con la muerte del “Rusito”, como era conocido Gabriel en el ambiente deportivo. Con la asistencia del abogado Víctor García, fue trasladado ayer alrededor de las 12:30 al edificio de Junín al 600, donde el fiscal Walther le informó formalmente el delito por el que está imputado y los elementos de prueba que los investigadores lograron reunir hasta el momento. Para los pesquisas, el caso está totalmente resuelto y ahora es la Fiscalía de Instrucción Nº 2 la que deberá cerrar los elementos de prueba.
En tal sentido, hoy al retomarse la actividad normal tras la feria judicial de enero, el caso pasará a manos del fiscal Roberto José Mazzucco, quien solicitaría que se mantenga la detención de Parodi mientras avanza la investigación penal. Ello deberá ser resuelto por el juez de Garantías, entre la jornada de hoy y mañana.
Hasta el momento, la Fiscalía considera que el crimen de Valatkevicnis ocurrió como consecuencia de un hecho menor. El miércoles por la noche, la víctima caminaba junto a un amigo por la avenida Presidente Castillo cuando Parodi pasó en su vehículo, un Daihatsu Cuore, hacia el este.
Aparentemente, el automóvil pasó cerca de los peatones, quienes al ser casi arrollados respondieron con insultos en contra del conductor. Éste siguió en su vehículo hasta la rotonda del monumento a Felipe Varela y regresó por la mano opuesta. Con la aparente intención de increpar a los jóvenes, los buscó hasta que dio con ellos cuando caminaban por calle Alférez Segura, el corazón de Villa Reyes.
Allí se bajó del vehículo y con un elemento cortopunzante -aparentemente sería una faca, aunque no se pudo hallar-, le asestó una puñalada a la altura de la axila a Valatkevicnis. El filo del arma seccionó la aorta y para cuando el joven llegó al Hospital San Juan Bautista, estaba ya sin vida, desangrado.

Sin antecedentes
Según señalaron fuentes judiciales y allegados a la causa, Parodi no tiene antecedentes penales computables. En su planilla sólo obra una sentencia absolutoria en un juicio por el delito de “lesiones”, por el que fue juzgado en el Correccional Nº 1 hace varios años.

Comentarios