Declaró el policía que mató a un joven en Baradero

"No sabía que tenía balas de plomo"

Gonzalo Kapp reconoció haber perseguido y disparado en tres oportunidades con su escopeta Ithaca contra Rotella.
lunes, 14 de febrero de 2011 00:00
lunes, 14 de febrero de 2011 00:00

El oficial Gonzalo Kapp, detenido por el crimen de Lucas Rotella, ocurrido el sábado en la ciudad bonaerense de Baradero, admitió haber disparado contra el muchacho pero dijo que no sabía que su arma estaba cargada con postas de plomo, informaron hoy fuentes judiciales.

En tanto, voceros de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense confirmaron que Kapp tenía un sumario administrativo de diciembre del 2009 por haberle prestado su arma reglamentaria a un amigo suyo durante una fiesta de cumpleaños, pero que por el momento no había sido sancionado.

Fuentes judiciales dijeron que el oficial declaró durante más de tres horas ante el fiscal de la causa, Marcelo Manso, y luego fue nuevamente trasladado a una celda de la comisaría de Arrecifes donde quedó detenido acusado del delito de "homicidio calificado".

En su indagatoria, el hombre reconoció haber perseguido y disparado en tres oportunidades con su escopeta Ithaca contra Rotella, quien estaba escapando a la carrera para evitar ser identificado, y la tercera perdigonada es la que impactó en la espalda del joven y le provocó la muerte.

El oficial dijo que desconocía que su arma estuviera cargada con postas de plomo y aseguró que se trataba de un procedimiento de identificación de rutina.

Tras la indagatoria, el fiscal pidió formalmente su detención, la cual fue confirmada por la jueza de Garantías 3 de San Nicolás, María Eugenia Maiztegui.

Por otra parte, Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense ya investigaba a Kapp en un sumario interno del 14 de diciembre del 2009, cuando fue acusado de haberle prestado su arma reglamentaria a un amigo.

Se trata de una infracción calificada como "menor" por las fuentes consultadas, por la cual no había sido sancionado.

Se todas formas, los pesquisas de Asuntos Internos rastreaban por estas horas en los archivos de Personal, para intentar determinar si Kapp tenía alguna otra investigación en curso.

El crimen de Rotella (19) ocurrió el sábado pasado a las 4.30, cuando el joven y dos amigos se encontraban en inmediaciones de la plaza Colón, en pleno centro de Baradero.

Según las fuentes, dos efectivos descendieron de una patrulla e impartieron la voz de alto a los jóvenes que comenzaban a abandonar el lugar, Rotella a bordo de un ciclomotor.

En ese momento, uno de los jóvenes fue demorado por uno de los efectivos y llevado a la seccional mientras que la víctima recibió un escopetazo por la espalda y resultó gravemente herido, a pesar de lo cuál alcanzó a llegar a su casa donde le contó lo sucedido a su padre.

La víctima fue trasladada al hospital local y murió a la tarde cuando estaba por ser derivado en un helicóptero sanitario a un centro asistencial de mayor complejidad, en General Pacheco.

Comentarios

Otras Noticias