Ocurrió el miércoles por la noche cuando la aeronave de la empresa Sol se estrelló en Río Negro

Murieron 22 personas al caer un avión en Río Negro

Ocurrió en el paraje de Prahuaniyeu, a 45 kilómbres de la localidad Los Menucos. Es la peor tragedia de la provincia de Río Negro. No hubo sobrevivientes. Entre las víctimas está el padre de Sebastián Musacchio, el joven que fue asesinado en El Shincal -Belén-.
jueves, 19 de mayo de 2011 00:00
jueves, 19 de mayo de 2011 00:00

Veintidós personas murieron el miércoles por la noche en el peor accidente aéreo registrado en la provincia de Río Negro, cuando un avión de la empresa Sol Líneas Aéreas se precipitó a tierra en el desolado paraje de Prahuaniyeu, a 45 kilómetros al sur de la localidad de Los Menucos.
Los primeros testigos que llegaron al lugar coincidieron en describir la zona como “un área de devastación” donde no se encontraron sobrevivientes y los restos de la máquina se encontraban esparcidos en un radio de 200 metros.
El avión, que realizaba el último tramo entre las ciudades de Neuquén y Comodoro Rivadavia, había partido desde Córdoba y realizado escala en Mendoza y Neuquén.
La empresa informó oficialmente que en el vuelo 5428 iban 18 pasajeros adultos, un menor y tres tripulantes.
La compañía informó que el vuelo 5428 de la empresa Sol había partido sólo con la tripulación en Rosario y cubría la ruta Córdoba-Mendoza-Neuquén-Comodoro Rivadavia. La aeronave había despegado a las 20:08 de anoche de Neuquén para emprender la última etapa del viaje, con destino a Comodoro Rivadavia, aunque no llegó.
Cuando la aeronave Saab 340 biturbo -con capacidad total para 34 pasajeros- viajaba hacia Comodoro Rivadavia, cayó a tierra alrededor de las 22:00, a unos 250 kilómetros de la ciudad de General Roca, cerca de la localidad de Los Menucos y del pueblo rural de Prahuaniyeu.
La empresa, en un comunicado, precisó que la tripulación de la aeronave “se declaró en emergencia a las 20:50 horas”. Acerca de las víctimas fatales, se señaló que los tres tripulantes (el comandante, el primer oficial y la tripulante de cabina) eran oriundos de la ciudad de Rosario. En cuanto a los pasajeros, se indicó oficialmente que uno de ellos había subido en Córdoba, otros nueve en Mendoza y los nueve restantes en Neuquén. Precisaron que “el viaje del tramo era de una hora 50 minutos y la nave tenía combustible para tres horas treinta minutos”.
Horacio Darré, gerente de Planeamiento de Sol Líneas Aéreas, dijo que hasta el momento “es imposible determinar las causas” del accidente del avión SAAB 340.
Por su parte, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) aseguró que tanto la empresa Sol como la aeronave siniestrada y la tripulación de ese vuelo “contaban con sus licencias en regla y los exámenes correspondientes realizados en tiempo y forma para operar según las leyes vigentes”.
No obstante, el organismo informó que “dio parte” a la Junta de Investigaciones de Accidentes Aviación Civil (JIAAC), para que indague las causas del accidente.


Sin sobrevivientes

En tanto, el director del hospital de Los Menucos, Ismael Alí, confirmó que no hubo sobrevivientes y dijo que los contingentes de socorristas que llegaron al lugar encontraron sólo “cuerpos carbonizados” junto al “avión despedazado”.
Indicó que el avión cayó en llamas en un campo de propiedad de la familia Martín, a unos 600 metros de su domicilio, y que los pedazos están esparcidos en un amplio radio a la redonda.
“Todo presenta signos de que el avión cayó en llamas”, indicó Alí, agregando que “es muy difícil reconocer cualquier detalle en los cuerpos”.
El traslado de los restos de las víctimas quedó supeditado a lo que dispongan las autoridades aeronáuticas, informó el secretario de Salud de Río Negro, Daniel Chiosso.
“Se está aguardando el arribo del personal de la Junta de Investigaciones de la Aviación Civil, que estará a cargo de los peritajes, para que se resuelva sobre la posterior evacuación de los restos de los pasajeros y tripulantes” sostuvo el funcionario.
En diálogo con canal 10, de General Roca, Chiosso recordó que “al tomar conocimiento del accidente, alrededor de las 22, se dispuso enviar al lugar a las ambulancias de los hospitales de Los Menucos, Sierra Colorada y Maquinchao”.
Los cuerpos fueron depositados en la morque del hospital de Los Menucos y en otras dependencias de esa comuna.

Preservación

Efectivos de la Brigada Operativa de Rescate y Antitumultos (Bora) de la policía rionegrina dispusieron ayer un estricto operativo de preservación de la zona donde cayó el avión.
Un jefe del BORA dijo a Télam que “se dispuso la restricción absoluta del ingreso de personas ajenas a la investigación, en un área de 1.000 metros a la redonda del sitio exacto del siniestro”.
Se trata de una “zona de vegetación baja y achaparrada, en una hondonada posterior a una loma, donde se produjo el impacto del avión” contra el suelo.
La misma fuente indicó que “la dispersión de pedazos metálicos y del equipaje cubre una extensión de casi dos hectáreas”; y precisó que “gran parte de la superficie se quemó y a simple vista es difícil distinguir los restos humanos”.
“La orden recibida de la jefatura de Policía es que sólo pueden ingresar al área personal de Aeronáutica y del Juzgado Federal de Bariloche, que tomó intervención” en el hecho.

Comentarios