Córdoba

Se hizo una cirugía y está grave: le habrían puesto silicona líquida

La mujer, de 61 años, se había operado glúteos y pechos en un lugar sin habilitación.
domingo, 22 de mayo de 2011 00:00
domingo, 22 de mayo de 2011 00:00

Ana María Calderón fue con la intención de embellecerse y quedó al borde la muerte. A esta mujer de 61 años le inyectaron una sustancia –que sería silicona líquida–, lo que le provocó “serios daños en los órganos”, según contaron desde la clínica Fusavim de Villa María, donde permanecía internada al cierre de esta edición. “No sé qué se le habrá pasado por la cabeza para hacerse algo así”, expresó ayer a Clarín Rubén Calderón (54), hermano de Ana, mientras aguardaba esperanzado un nuevo parte médico en el sanatorio.

Todo comenzó el jueves por la noche en Corral de Bustos, una localidad ubicada a 350 kilómetros de la capital cordobesa. Calderón es una jubilada que vivió en Grecia, tiene tres hijos en ese país y actualmente reside en la pequeña localidad de Isla Verde. Se acercó hasta una casa ubicada en la calle Ecuador para agrandarse los pechos y levantarse la cola . El lugar no tiene habilitación como centro de estética. Unas horas después de que le inyectaran la sustancia, comenzó a sentirse mal y se desvaneció. Un vecino llamó al servicio de emergencias, que la trasladó hacia el hospital de Corral de Bustos.

Según pudo averiguar este diario, cuando la paciente ingresó al hospital tenía pegadas con “la gotita” las distintas incisiones que le habían realizado para inyectarle la silicona. “No entiendo nada… Le metieron veneno”, graficó Rubén al borde las lágrimas.

El viernes al mediodía, la paciente fue derivada a la clínica privada Fusavim de Villa María, a unos 160 kilómetros de Corral de Bustos. “Está con diálisis y no le funcionan los riñones. Las próximas horas serán claves para saber si se repondrá.

El líquido se le filtró por el torrente sanguíneo provocándole serios daños.

Su estado es más que delicado”, apuntaron desde el sanatorio.

“Nosotros recibimos la denuncia el viernes por la noche y allí mismo se dispararon distintos allanamientos. A la señora le aplicaron silicona líquida”, precisó a este diario el comisario Carlos Borsato, jefe de la departamental Corral de Bustos. Como resultado de los allanamientos, la policía secuestró del lugar medicamentos, jeringas, y un envase con la sustancia que le habrían aplicado a la mujer, que –según trascendió– ya se habría realizado una práctica similar en el 2004.

Hasta anoche, el fiscal que entiende en la causa, Gustavo Zuchiatti, le había tomado declaración a dos personas y ya tenía identificado a quién le inyectó el líquido a Calderón, pero no reveló ni siquiera su sexo: “Es una persona que hace años que se dedica a este tipo de prácticas. Se libró una orden de detención y hasta el momento es el único imputado”.

Una sustancia prohibida y muy peligrosa

Aceite de avión. Silicona líquida. O el nombre con el que se aplica ahora, para hacerles creer a las pacientes que es una sustancia de avanzada: biopolímeros. En los tres casos, el producto es el mismo, y son los mismos sus riesgos.

“La silicona líquida está prohibida por ley, pero hay quienes la aplican por su costo”, explica Fernando Felice, cirujano plástico del Clínicas y director del centro de estética Vesalio. Un cm3 de ácido hialurónico, permitido para los rellenos, sale, de costo para el profesional, $ 1.500. En cambio, 50 cm3 de silicona líquida cuestan $ 10.

Pese a la prohibición, este producto, detalla el cirujano, se utiliza en rellenos de pómulos, glúteos y mamas. “No se reabsorbe, con lo cual queda fijo y tiene un resultado artificial. Pero lo más grave es que tiene capacidad de migrar: te lo aplicás en un pómulo y al año lo tenés en el mentón. Además, puede infiltrarse en los tejidos y entrar en el sistema venoso, que es lo que ocurrió en el caso de Solange Magnano”, dice.

Tres casos

Solange Magnano. La modelo, Miss Argentina 1994, se hizo un tratamiento en 2009. Iban a aplicarle metacrilato en los glúteos, pero colocaron silicona líquida y murió por una embolia pulmonar.

Zulma Lobato. La mediática admitió que se puso aceite de avión en los glúteos.

Paula Volpe. Le pusieron silicona líquida en la cara. La operaron de urgencia.
 

Fuente: Clarin

Comentarios

Otras Noticias