Basílica de San Nicolás

Robaron las coronas de la Virgen y el niño Jesús

Las coronas habían sido realizadas por el orfebre Juan Carlos Pallarols.
jueves, 22 de noviembre de 2012 00:00
jueves, 22 de noviembre de 2012 00:00

Las coronas de las imágenes de la Virgen del Rosario de San Nicolás y del Niño Jesús que está en sus brazos fueron robadas de madrugada por desconocidos, presumiblemente jóvenes, que ingresaron hoy al Santuario ubicado en esta ciudad burlando la vigilancia.

La policía y la Justicia creen que los ladrones son personas jóvenes, dado que debieron romper un blindex y trepar hasta la imagen para hacerse de los elementos robados, y con la rapidez que actuaron sin poder ser detectados.

El hecho ocurrió esta madrugada, cuando desconocidos ingresaron al Santuario ubicado sobre la calle Sarmiento al 300, y sustrajeron las dos coronas de la imagen de la Virgen que es visitada por miles de personas que se acercan a la Basílica desde distintos puntos del país.

Las coronas robadas son de plata con incrustaciones de otros metales preciosos, habían sido realizadas especialmente por el orfebre Juan Carlos Pallarols y tienen un valor incalculable desde lo sentimental, pero no material.

Para cometer el atraco, los delincuentes rompieron el vidrio que protege a la imagen de la Virgen, ubicada dentro del Santuario.

Las coronas habían sido realizadas a partir de materiales -plata y oro- donados por los propios fieles, según explicó el maestro orfebre encargado de la obra.

El robo fue descubierto a primera hora se esta mañana, cuando el sacristán del templo vio que faltaban las coronas, y advirtió que estaba roto el blindex que protege la imagen.

Los delincuentes fugaron sin ser descubiertos y se llevaron consigo las dos coronas, de acuerdo con lo señalado por las autoridades del Santuario.

En declaraciones a la prensa, el orfebre Pallarols dijo que lo robado "es algo que tiene mucho más valor afectivo que material".

"Miles de personas participaron en la realización de la corona", agregó el orfebre, quien durante su trabajo había recorrido distintos puntos del país para que la gente diera golpes con el cincel y fuera parte de la obra.

Por el robo, se dio intervención al fiscal Darío Giagnorio, quien esta mañana se hizo presente en el Santuario, junto con personal de la Policía Científica, que pudo encontrar huellas dactilares en el lugar.

Las fuentes dijeron que en el lugar donde se cometió el robo no había instaladas cámaras de seguridad ni sistemas de alarma, aunque el templo cuenta con vigilancia en la parte del frente.

"Me entristece que se roben un símbolo, porque hay mucha gente que donó elementos para hacerla. El 90% de la corona está hecha de plata y el resto de oro", expresó Pallarols a la prensa.

No obstante, el artista confió en que las coronas "van a aparecer".
 

Comentarios